Domingo 29 de enero de 2023

Muerte de un joven sacerdote argentino en España

  • 19 de octubre, 2022
  • Pamplona (España) (AICA)
Oriundo de Villa María, Renato Bettini, de 29 años y solo 4 meses de ordenado sacerdote, sufrió un accidente de tráfico en Navarra, España. El arzobispo de Pamplona presidirá la misa de exequias.
Doná a AICA.org

Renato Nahuel Bettini, argentino, de 29 años, nacido y criado en Villa María, Córdoba, vivió apenas cuatro meses como sacerdote, ministerio para el que había sido ordenado el 12 de junio último en la catedral de Pamplona.

El domingo último sufrió un accidente de tránsito en la ruta nacional española 121 y pocas horas después falleció en el Complejo Hospitalario de Navarra.

La muerte inesperada del novel sacerdote argentino repercutió fuertemente en el medio navarro y ayer el arzobispo de Pamplona, monseñor Francisco Pérez, presidió una misa concelebrada con 16 sacerdotes en la iglesia de San Lorenzo, de Pamplona, donde se halla la capilla de San Fermín, el patrono de la ciudad.

Los restos del joven sacerdote son velados en el seminario Redemptoris Mater, de esta ciudad, donde vivió hasta hace pocos meses, y mañana monseñor Pérez presidirá los funerales en la catedral de Pamplona.

El arzobispo de Pamplona mostró su dolor a través de este comunicado y pidió que se ofrezcan sufragios por Renato:

"Ante el Señor en el Sagrario y con el dolor profundo por el fallecimiento de D. Renato nos unimos a toda su familia que vive en la Argentina, a los pueblos de Peralta y Funes a los que servía pastoralmente en comunión junto con el padre Jorge Tejero, a las Comunidades Neocatecumenales con los que aprendió a donarse a Cristo y su Iglesia.

Nuestro dolor se convierte en la certeza de que Renato vive en el amor misericordioso de Cristo Resucitado. Ofrezcamos sufragios y oraciones por su eterno descanso.

Damos las gracias a las Fuerzas de Seguridad del Estado en la Policía Foral y Guardia Civil, a los Bomberos y a las atenciones del Hospital Universitario de Navarra".

A los 18 años Renato Bettini llegó a esta ciudad para ingresar en el seminario, respondiendo a su vocación sacerdotal, forjada en el Camino Neocatecumenal del que era miembro. “Llegó con mucha ilusión y ha estado desde entonces en el seminario, en las ocupaciones propias, en lo académico con mucho aprovechamiento y en la convivencia, con un excelente carácter, alegre”, comentó el rector del seminario neocatecumenal, presbítero Jesús Dillana.

“Lo primero que te viene al recordarlo, es verlo siempre risueño y bromista, si bien cuando llegó a la madurez se mostró como un hombre sensato, con discernimiento cristiano y sacerdotal, muy consciente de que no era un súperman, ni un súper apóstol, ni súpercristiano, sino un hombre con sus debilidades; por eso se apoyaba en la llamada que Dios le había hecho”. 

Observó que Renato “no ha celebrado muchas misas, ni bautismos o aún menos bodas, pero ha entregado su vida”.

Su primer y último destino sacerdotal fue como vicario parroquial de dos pueblos navarros: Funes y Peralta. El domingo había quedado con el párroco de otro pueblo, Caparroso, en ver juntos el clásico Real Madrid-Barcelona (equipo este último del cual era simpatizante). Pero comentó a sus amigos que iba a regresar pronto a Peralta “para preparar con tiempo la exposición del Santísimo Sacramento”.

Renato Bettini estudiaba Teología Bíblica en la Universidad de Navarra. Profesores de ese centro de altos estudios recordaron que “debido a la pandemia se incorporó tarde a las clases presenciales. Se hizo popular entre sus compañeros por su asistencia online. Era habitual recibir su saludo desde la Argentina, al comienzo de las clases a las 10 horas, cuando para él eran las 4 de la madrugada”.

Enamorado de la Sagrada Escritura y de Tierra Santa, esperaba con ilusión un curso de Arqueología Bíblica que iba a comenzar a cursar en la Facultad de Teologia de la Universidad de Navarra en abril de 2023.

Renato era el segundo de cuatro hermanos, todos varones. Sus padres y hermanos viajaron a Navarra desde la Argentina para asistir a su ordenación sacerdotal. 

La comunidad de Villa María, está conmocionada. Su familia vive en barrio Mariano Moreno, y atraviesa este triste momento acompañado de familiares, amigos y vecinos, informó la prensa local. 

La Parroquia Sagrada Familia del pueblo realizará toda esta semana, hasta el martes 25, un novenario en honor al joven sacerdote. Desde la institución religiosa invitan a la comunidad a ser parte del momento, en los que estarán los padres y hermanos del sacerdote Bettini.

Nacido en España, el Camino Neocatecumenal es un movimiento que está extendido por 135 países, con un total de 21.300 comunidades en 6.270 parroquias. Cuenta con 120 seminarios que llevan la advocación mariana Redemptoris Mater en los cinco continentes con un total de 2.300 seminaristas. Además, actualmente hay 1.668 familias misioneras que dejan su país para transmitir con su vida el mensaje cristiano en otras naciones o continentes.+ (Jorge Rouillon)