Lunes 6 de diciembre de 2021

Mons. Scheinig celebró la Eucaristía en una fábrica de Suipacha

  • 18 de agosto, 2021
  • Suipacha (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, celebró el 17 de agosto una misa en la fábrica Lácteos Conosur, de la ciudad de Suipacha.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, presidió el 17 de agosto una misa en la fábrica Lácteos Conosur, de la ciudad de Suipacha.

Allí, junto con los trabajadores y la comunidad, rezaron por las fuentes de trabajo, en solidaridad con quienes han sufrido la enfermedad y los que han perdido un ser querido en este tiempo, y en acción de gracias por no tener que lamentar víctimas en la explosión de la caldera sufrida recientemente.

En la homilía el Obispo recordó que “la clave de la vida es el amor a Dios y al prójimo”. Reflexionando sobre la Parábola del Buen Samaritano, monseñor Scheinig expresó que “el amor que nos propone Jesús es capaz de saltear todas las diferencias, y hacerse prójimo del que está al costado del camino, del que está herido, que hoy es él y mañana puedo ser yo”.

“En los tiempos que estamos viviendo en el mundo y en la Argentina, también puede darse una pandemia de la indiferencia, del 'sálvese quien pueda'", advirtió. “Tenemos que ir a las raíces nuestras, en donde están los valores que nos hacen una nación, un pueblo, que tiene características de solidaridad, de cercanía. Son tiempos para que el valor de la compasión, de la sensibilidad, por el hermano o la hermana, que están al costado del camino heridos, nos muevan”, alentó.

"Quiero rezar con ustedes, dando gracias a Dios porque el acontecimiento ocurrido no fue más grave, pero también pidiendo para que este lugar sea un lugar de máxima solidaridad", expresó, afirmando que en este tiempo la Argentina se hace solidaria si cuida las fuentes de trabajo, si el trabajo dignifica, por el mismo trabajo, por la calidad del trabajo.

"Dios y la Virgencita de Luján, no están indiferentes", aseguró, invitando "a pedirle a Dios por este lugar, por esta ciudad, por la Patria".+