Viernes 12 de agosto de 2022

Mons. Scheinig celebró los 40 años de la parroquia San Cayetano

  • 8 de agosto, 2017
  • Chivilcoy (Buenos Aires)
En el día de San Cayetano, la parroquia chivilcoyana que lleva el nombre del santo del pan y del trabajo, celebró su 40º aniversario, con la presencia del flamante obispo auxiliar de la arquidiócesis de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, quien encabezó la procesión y presidió la misa. Con motivo del aniversario, la parroquia presentará el libro "Un camino de 40 años".
Doná a AICA.org
El obispo auxiliar de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, presidió este 7 de agosto las fiestas patronales de la parroquia San Cayetano, de Chivilcoy, que celebra su 40º aniversario.

Una multitud de fieles participó de la procesión y la misa central, presidida por monseñor Scheinig. En su homilía, el obispo destacó la importancia de compartir: "La clave siempre va a ser compartir, partir con los otros. Si en el mundo hay injusticia, si en el mundo hay hambre, si en el mundo no hay trabajo para todos, es porque no hemos comprendido lo que es compartir. La clave de la sanación de la injusticia es el compartir", afirmó.

En referencia a la figura de San Cayetano, consideró que "es una luz para nosotros y nos da esperanza", porque nos dice "que la vida hay que vivirla compartiendo, luchando todos los días".

Dirigiéndose a los fieles, el obispo explicó que una comunidad "es gente que entendió el Evangelio y necesita juntarse para vivirlo y celebrarlo", y advirtió que "venimos acá los fines de semana a celebrar el Evangelio de Jesús, damos catequesis, organizamos la caridad, abrimos las puertas, visitamos a los enfermos, y salimos a misionar a los barrios porque nos entusiasma el Evangelio de Jesús que es amor, es estar al lado del otro".

"Cuando se comparte, sobra, ese es el milagro de la vida", sostuvo el prelado, y aseguró que "una comunidad cristiana se hace cada vez mas cristiana cuando es capaz de compartir, con simpleza y con sencillez".

Finalizada la misa, los presentes descubrieron una placa en memoria del padre Cayetano Migale y sus colaboradores, impulsores del proyecto parroquial.

Luego de los festejos, los miembros de la parroquia San Cayetano compartieron su gratitud por lo vivido: "Celebramos a un Dios Padre providente, Creador generoso en abundancia, a nosotros nos toca el compartir como nos enseñó Jesús y a ejemplo de nuestro patrono San Cayetano, para vivir en la justicia y en paz y para que a nadie le falte el trabajo y el pan de cada día".

El libro de los 40 años
Con motivo del 40º aniversario, los miembros de la comunidad parroquial Silvia Perdomo y Carlos Lapenta, relataron la historia y las vivencias compartidas en la parroquia desde su creación, en el libro "Un camino de 40 años", que será presentado en el templo el sábado 19 de agosto, luego de la misa de 18.30.

Monseñor Scheinig prometió llevarle al papa Francisco una copia del libro, en una visita que el obispo hará al Santo Padre en septiembre.

Historia de la Parroquia
En el año 1974 y ante el crecimiento del barrio donde hoy se emplaza el templo, no contando con ningún oratorio o centro misionero, el párroco de la parroquia San Pedro, junto con la hermana Piedad, directora del colegio Nuestra Señora de la Misericordia y madrina de confirmación de Jorge Bergoglio, emprendieron la búsqueda de una persona que comenzara una tarea misionera con la Virgen y rezando el Santo Rosario casa por casa, invitando a los vecinos a sumarse al proyecto.

De ese modo comenzó el recorrido, con un pequeño grupo de mujeres y niñas. A mediados de 1975 ya se había conformado una comisión de hombres con la guía del padre Cayetano Migale, quien trabajó incansablemente, hasta que el 31 de mayo de 1977 tuvieron parte de los fondos necesarios para adquirir el terreno. El 7 de agosto del mismo año colocaron la piedra fundamental del templo. Las misas se celebraban en una escuela cercana, y después en un galpón, propiedad de uno de los miembros de la comisión. El 24 de diciembre de 1977 se celebró la primera misa, con parte de las paredes levantadas. Con inusitado entusiasmo, toda la comunidad colaboró, y obra de la providencia de Dios, lograron levantar el templo, salones para catequesis, un salón grande para Cáritas, cocina y casa parroquial. El 24 de enero de 1979 se celebró el primer casamiento en el centro parroquial San Cayetano . En 2004 se declaró cuasiparroquia y el 20 de abril de 2007 se erigió en parroquia, nombrándose párroco al presbítero Luis Jáuregui, quien tomó posesión el 20 de mayo.+