Sábado 23 de octubre de 2021

Mons. Santiago pide a la Virgen que ilumine a los argentinos en la conversión

  • 25 de septiembre, 2019
  • San Nicolás (Buenos Aires) (AICA)
Misa de la hora cero que abrió las celebraciones de la Fiesta de la Virgen de Rosario de San Nicolas
Doná a AICA.org

El obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Santiago, pidió a la Virgen del Rosario que ilumine a los argentinos en el camino de la conversión, al reconocer: “Madre, estamos heridos y agobiados”.



El prelado presidió la misa de la hora cero que abrió hoy las celebraciones centrales por un nuevo aniversario del acontecimiento mariano de San Nicolás, que este año lleva por lema “Madre, nuestro pueblo te necesita”.



“A Jesús le costamos sangre y a María un dolor inmenso, por eso, por obra y gracia del Espíritu Santo que hemos recibido en el bautismo y la confirmación, los argentinos, que seguimos siendo católicos en su mayoría, tenemos que convertirnos”, sostuvo ante miles de peregrinos que llegaron al santuario de María del Rosario de San Nicolás.



El obispo precisó que convertirse “significa ‘cambiar de mentalidad’, dejar la corrupción y seguir la ética de Jesús, porque sólo desde allí podremos construir una patria de hermanos. Tenemos que pasar de la inequidad a la construcción de una Patria más justa; de una educación sexual que corrompe a nuestros niños, a una educación para el amor verdadero; de promotores de muerte al cuidado de toda vida”.



Asimismo, invitó a reflexionar sobre tres cambios que Dios y la Virgen proponen a los argentinos: “De la inequidad a la construcción de una patria más justa”, “De una educación que corrompe a los niños, a una educación para el amor” y “De promotores de muerte al cuidado de toda vida”.



Al detallar cada uno de esos puntos, monseñor Santiago culminó con un pedido a la Virgen y un agradecimiento a María:



“María, los argentinos estamos heridos y agobiados por una justicia demasiado largamente esperada. Danos hambre y sed de justicia, haz que generemos caminos de equidad”.



“Gracias María, por aquellos que no toman el dinero como fin, y aún corriendo los riesgos, dan a su capital una función social dando trabajo, porque ellos están construyendo una patria más justa y más fraterna”.



“María, protégenos de una educación que corrompa a nuestros niños, porque eso degenera y mata el amor de pareja”.



“Gracias María, por todas las parejas que se forman para poner al instinto al servicio del amor, porque ese es el camino de un amor estable y de una familia unida, con hijos felices”.



“María, intercede ante Jesús, pidiéndole perdón por nuestros atentados contra la vida.



“Gracias María por todos los argentinos que trabajan por una cultura de la vida y la promueven en los niños, en los jóvenes y en los ancianos”.



Monseñor Santiago invitó a los argentinos a pedirle a la Virgen “un corazón generoso”, a fin de poder pasar “del ansia de riquezas al hambre y sed de justicia; de la sensualidad al instinto puesto al servicio del amor; de la muerte a la vida”.



“¡Viva la Virgen! ¡Viva Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás!”, animó a decir a los peregrinos en el final de su reflexión.



Tras la noche de oración, desde las 6 hasta las 13, se celebra misa a cada hora y se ofrece el sacramento de la Reconciliación.



A las 14, comenzará la adoración eucarística en el atrio del templo y a las 15 se realizará la procesión por las calles del barrio con la imagen de María del Rosario, para finalizar con la misa central, que presidirá el obispo emérito de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Sabatino Cardelli.+