Domingo 14 de agosto de 2022

Mons. Puiggari: "Es momento para la magnanimidad y para deponer interés mezquinos"

  • 9 de julio, 2022
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
"Tenemos que pedir la gracia de renovar nuestro entusiasmo por construir la Patria juntos y curar cuidadosamente sus heridas", expresó el arzobispo de Paraná durante el tedeum por el 9 de Julio.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, presidió el tedeum por el 9 de Julio en la parroquia San Miguel Arcángel, donde recordó que “el amor a la Patria es un deber imperioso para todo hombre y más aún para todo cristiano” y consideró: “Todos tenemos que sentirnos protagonistas en este momento difícil que estamos atravesando. No podemos ser insensibles al dolor de nuestra gente, a la cierta desesperanza que hay en nuestro pueblo”.

“Tenemos que pedir la gracia de renovar nuestro entusiasmo por construirla juntos y curar cuidadosamente sus heridas. Es el momento para la magnanimidad, la humildad y debemos deponer el interés mezquino del proyecto personal para recrear las bases de un proyecto grande de país, que nos convoque, nos identifique y nos exprese”, sostuvo.

El arzobispo paranaense llamó a tomar el ejemplo de los “grandes héroes como San Martín, Belgrano y Güemes, que fueron capaces de postergar toda ambición personal para servir a la Patria” y señaló que “ser una sociedad libre es trabajar por una cultura cívica en la que cada uno pase de habitante a ciudadano; de quejarse a ser constructor de una sociedad mejor”.

Asimismo, abogó por “un fuerte y lúcido sentido patriótico que se exprese en la capacidad de discernir lo bueno de lo nuevo y rechazar los que son antivalores y se oponen al ser nacional” y puntualizó: “Dios quiera que sepamos vivir y defender la libertad, que supone el cuidado de toda vida, el respeto de los derechos de los otros, que excluye el egoísmo, porque busca el Bien Común amando a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres, perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz”.

“Nuestra Patria se construye comprometiendo nuestra libertad personal y social en la búsqueda del Bien Común”, sostuvo, y elevó una oración a Dios, fuente de toda Sabiduría, para que “ilumine a todos los gobernantes y los fortalezca para los grandes desafíos de este tiempo, para que busquen ante todo el bien de nuestro pueblo procurando el Bien Común”.

“Que Nuestra Señora de Luján, patrona de la Argentina, haga sentir su presencia de Madre, especialmente a aquellos hermanos nuestros que más sufren en el cuerpo o en el alma y nos acompañe siempre en el caminar de nuestra historia”, concluyó.+

» Texto completo de la homilía