Domingo 14 de agosto de 2022

Mons. Ojea llamó a tener coraje, decisión y audacia para revertir la situación de la Patria

  • 8 de julio, 2022
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
En su reflexión dominical, y en marco del Día de la Independencia argentina, Mons. Ojea llamó a la dirigencia trabajar con coraje y decisión para revertir la profunda crisis económica y política.
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, reflexionó sobre el Evangelio que narra la parábola del Buen Samaritano y se refirió a la situación actual de la Patria, en un nuevo aniversario de la Independencia argentina.

Monseñor Ojea comenzó su reflexión recordando la lectura del Evangelio del Buen Samaritano: “el Evangelio del Buen Samaritano es un Evangelio emblemático; es el Buen Samaritano que se detiene delante del hombre caído después de que hayan pasado otros sin importarles o porque tenían otras cosas que hacer, este Buen Samaritano tiene su propia historia, su propia cultura, una historia, una identidad que no es de laboratorio, se va haciendo a través de la experiencia personal”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina compartió: “Este hombre con toda esa carga y con toda su historia se encuentra con la historia de otro que, aparentemente, no tiene nada que ver, o están lejos, pero que sin embargo, a través de ese encuentro van a poder ir construyendo una historia común, porque después de esa curación, después de ese trayecto que hicieron juntos, la vida de los dos va a cambiar y de alguna manera se va a solidificar un vínculo, un vínculo totalmente nuevo entre diversidades. Así es la Patria”.

Poniendo la mirada en la fecha patria, el obispo expresó: “Celebramos el 9 de Julio, el Día de la Independencia. La Patria se construye con identidades profundas, cada uno de los miembros de la Patria tiene su historia, pero la Patria nos invita a crear vínculos nuevos, sosteniéndonos mutuamente y particularmente con los que más lo necesitan".

"Cuando nosotros podemos tener ese aprendizaje de sostener a quien lo necesita vamos construyendo la Patria. No me refiero a la Patria como extensión territorial ni como un consenso de voluntades al que llamamos Nación, sino que me refiero a esa Patria que tiene que ver con la raíz de una historia nueva. Para esto hay que tener mucho coraje, mucha decisión, mucha audacia y mucha creatividad; especialmente, en este momento, la dirigencia”, aseguró.

El prelado finalizó su reflexión manifestando que: “estamos en una crisis muy grande, muy profunda, no solamente económica; estamos en una verdadera crisis política. Necesitamos coraje para que los vínculos se recompongan de alguna manera. «Estamos lejos» y muchos de nuestros jóvenes quieren irse del país, toda esta situación es necesaria que la podamos revertir a través de trabajo; de trabajo concreto e intentando compartir, intentando intercambiar vínculos en historias diferentes para poder superar esta crisis y afrontar el futuro con esperanza".

"Que Dios los bendiga y viva la Patria”, exclamó.+