Martes 31 de enero de 2023

Mons. Ojea invitó a celebrar las fiestas en honor a San Isidro Labrador

  • 12 de mayo, 2017
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, convocó a la comunidad diocesana a participar de las fiestas en honor de San Isidro Labrador, santo patrono de la diócesis?que cumple 60 años- la catedral y la ciudad. El prelado invitó a "hacer una memoria agradecida de tantos bienes recibidos en esta Iglesia".
Doná a AICA.org
En un videomensaje, el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, destacó la vida de San Isidro Labrador e invitó a la comunidad diocesana a participar de las fiestas de este lunes 15 de mayo en honor del santo patrono de la diócesis ?que cumple 60 años- la catedral y la ciudad.

"Cuando celebramos nuestras fiestas patronales, celebramos la alegría de vivir en esta comunidad de San Isidro, le damos gracias al Señor por el trabajo de nuestros mayores", destacó el obispo.

"San Isidro fue un santo trabajador, que dejó herencia, que dejó siembra, un santo dedicado también a su familia. Qué él continúe acompañándonos, ayudándonos y protegiendo a San Isidro, que es una comunidad trabajadora", expresó.



El prelado recordó que estas fiestas patronales se celebran también los 60 años de la diócesis de San Isidro y reiteró la invitación a "hacer una memoria agradecida de tantos bienes que hemos recibido en esta Iglesia". Monseñor Ojea agradeció a monseñor Aguirre y monseñor Casaretto, a las catequistas, los colegios, las maestras, la gente que trabaja en los centros de Cáritas, los religiosos y religiosas, "a tantas personas tenemos que agradecer esta herencia de fe recibida en nuestra diócesis", aseguró.

"Nos dejaron una impronta misionera, una herencia misionera, una herencia para salir de nosotros mismos para llevar el Evangelio a otros lugares y a otras regiones. También, nos dejaron la preocupación de hacer preferencial la acción por los pobres", afirmó.

"¿Cómo estamos predicando el Evangelio? ¿Cómo estamos cumpliendo lo que papa Francisco nos está pidiendo en este momento de salir de nosotros mismos, de remover las estructuras que no son aptas para predicar el Evangelio, encontrando las más aptas para hacer el mensaje del Señor más accesible a tantos hermanos, recuperar la frescura del Evangelio?", preguntó. Y añadió: "¿Cómo estamos haciendo la opción preferencial por los hermanos más pobres?".

Finalmente, el obispo pidió que "esta Iglesia particular pueda renovarse en estos 60 años y que San Isidro y Santa María de la Cabeza bendigan a cada uno de los vecinos, a cada uno de los hermanos de la diócesis de San Isidro".+