Martes 11 de agosto de 2020

Mons. Mestre: ¿Qué le pedirías al Señor?

  • 29 de julio, 2020
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
En su reflexión para el 17° domingo durante el año, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, tomó sus habituales tres puntitos para ilustrar el Evangelio sobre el Reino de los Cielos.

En su reflexión para el 17° domingo durante el año, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, tomó sus habituales tres puntitos para ilustrar el Evangelio de Mateo sobre el Reino de los Cielos.

En esta ocasión, las frases que tomó fueron: “Inversiones que valen la pena”, “La decisión que brota de un descubrimiento” y “El Señor le dijo: Pídeme lo que quieras…”

Inversiones que valen la pena
El obispo comenzó preguntándose: “¿Estoy o no estoy invirtiendo en el Reino?”, y explicó que “así como invertimos en las realidades temporales cuidando y acrecentando nuestros muchos o poco bienes, también, y por sobre todas las cosas se nos impele invertir en el Reino de los Cielos”. En este sentido, animó a la comunidad a invertir “en las cosas de Dios: en su presencia en nuestras vidas, en su Palabra, en su propuesta de vivir justamente los valores del Reino”.

La decisión que brota de un descubrimiento
Al recordar los dos relatos del Evangelio que implican el descubrimiento de un tesoro, retomó el primer punto: “La inversión brota de un hallazgo, que en el caso del tesoro se señala incluso la gran alegría del que lo encuentra”. Monseñor Mestre advirtió sobre las veces que “vivimos nuestra fe cristiana como una carga”, experimentando los valores del Reino de un modo exigente. Por eso, el prelado invitó a “redescubrirlos como algo realmente valioso y que nos llena de alegría”. De este modo, “no nos quedaremos parados y seguiremos dejándonos sorprender por Dios cada día al hallar y descubrir cuántas cosas buenas Él tiene siempre para nosotros”.

“El Señor le dijo: Pídeme lo que quieras…”
En el último punto, el obispo marplatense hizo mención a la primera lectura y preguntó a la comunidad: “¿Qué responderías si Dios te dice ‘Pídeme lo que quieras’?”. “Todos nosotros tendríamos una larga lista para darle al Señor si nos hiciera directamente esta pregunta. Qué bueno que aprendamos de Salomón y le pidamos lo mismo que él”, recomendó monseñor Mestre. “Si eso pedimos y así nos disponemos, estaremos seguros en el camino del Reino de los Cielos. Pidámosle juntos al Señor que nos dé un corazón comprensivo y capaz de escuchar en la vida de familia, en la Iglesia, en los ambientes y en la realidad de la Patria”.+