Martes 23 de abril de 2024

Mons. Mestre fue distinguido por el Concejo Deliberante de Mar del Plata

  • 18 de agosto, 2023
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
En un comunicado firmado por todas las fuerzas políticas que componen el recinto, los ediles agradecieron al nuevo arzobispo de La Plata su "cercanía, servicio, diálogo y fraternidad".
Doná a AICA.org

El arzobispo electo de La Plata, monseñor Gabriel Mestre, recibió un homenaje de despedida por parte del Honorable Concejo Deliberante de Mar del Plata, durante la sesión que se desarrolló el jueves 17 de agosto en la Municipalidad de la localidad balnearia.

Los ediles de las diversas fuerzas políticas agradecieron a monseñor Mestre, que concurrió acompañado por su padre y su hermana, la tarea pastoral que llevó adelante a lo largo de seis años en esa ciudad, dotado de un profundo sentido de unidad y acompañamiento.

La presidente del HCD, Marina Sánchez Herrero, solicitó la lectura de un documento conjunto, en el que las fuerzas políticas de la ciudad expresaron: “Este honorable cuerpo quiere destacar, distinguir y reconocer a nuestro obispo Gabriel Mestre, a quien el 28 de julio del pasado mes el Papa Francisco designó arzobispo de la arquidiócesis de La Plata”.

“Hace seis años, el 26 de agosto de 2017, monseñor Gabriel Mestre se convertía en protagonista de una ordenación episcopal histórica para la diócesis local, al asumir como el representante más joven de la Iglesia en la región, siendo el séptimo obispo de la historia de la diócesis y el primero que es marplatense”, recordaron.

Además, señalaron que su figura fue “sinónimo de cercanía. Desde el primer día de su ordenación se comprometió a ser ‘padre, hermano y amigo’. Palabras llenas de vida, palabras que reclaman un equilibrio saludable de cercanía y autoridad, servicio y presidencia, amor y firmeza, que necesitan de todos y que él ha sabido llevar con tanta humildad”.

“Algunos sabrán que los obispos, al asumir, deben elegir un lema, y Gabriel eligió una frase de la biblia que dice: ‘Cristo es nuestra paz’.  Lo hemos escuchado decir, en más de una oportunidad, que “si bien esta frase tiene un sentido espiritual y teológico para los que tenemos fe, también tiene una mirada positivamente secular referida al valor de la paz; valor esencial e importante y que hay que construir día a día, desde el lugar en el que estemos”, agregaron.

En tanto, subrayaron que, a lo largo de estos años en Mar del Plata, “Gabriel ha priorizado el diálogo con todas las comunidades y la sociedad civil. Muestra de una Iglesia misericordiosa y comprometida. Una Iglesia siempre cercana, que se involucra y sale al encuentro.  Testigos de ello son los vecinos de esta ciudad, en el recuerdo vivo de un mate compartido”.

“Cabe destacar su tarea política, no de carácter partidario, sino desde la perspectiva y el compromiso. Pasos enmarcados, posicionando temas, situaciones y problemáticas siempre en un clima de paz, en el marco de una cultura del encuentro y de la amistad social, palabras que el Papa expresa en diversos lugares y que Gabriel ha sabido conjugar, invitando a que cada uno, desde su lugar, sea constructor de la paz social”, enfatizaron.

Y finalizaron: “Por todo lo expresado, por su acción social, su proyección pastoral, y su compromiso personal, este honorable cuerpo expresa su reconocimiento, su agradecimiento y desea que esta nueva misión que el Papa le encomienda sea vivida con estos dones que lo caracterizan: con alegría, en clave de fraternidad, encuentro y justicia social”.

Adhesiones de las diversas autoridades
Durante el acto homenaje, además, se leyeron las adhesiones del intendente Guillermo Montenegro, de la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, del diputado Maximiliano Abad y de los senadores Alejandro Rabinovich y Javier Bordaisco, quienes destacaron las virtudes de monseñor Mestre.

Seguidamente, entre los ediles que hicieron uso de la palabra, el concejal Miguel Giglielmoti manifestó al saliente obispo: “Mar del Plata te recordará como un hombre preocupado por los pobres y tu continuo gesto de la esperanza creativa. Vemos un hilo entre Pironio y Mestre, ambos en distintos tiempos, muy ocupados en la construcción de una sociedad fundada en la esperanza”.

Luego, el edil Horacio Taccone destacó: “Gabriel siempre propuso una palabra importante y llena de esperanza y solución. Nunca necesitó una palabra prepotente para esclarecer una situación, y siempre antepuso su testimonio personal”.

A su turno, Florencia Ranellucci dijo: “Hoy no despedimos a Mestre, sino que le estamos haciendo un agradecimiento por la profunda huella de paz y bondad que sembraste en la ciudad”.

Por su parte, el concejal Roberto Gandolfi afirmó: “Gabriel siempre tuvo una mirada atenta al problema social, pero a la vez una mirada de ternura a cada uno de los que, siguiendo a Francisco, luchamos por la tierra, el techo y el trabajo. Gracias y no te olvidaremos. Sos para nosotros un pastor que nos deja su marca”.

Además, el concejal Matías Maciel recordó el “profundo trabajo del obispo en la pandemia, siempre tendiendo puentes para sostener la esperanza de los más golpeados por la enfermedad y sus consecuencias sociales”.

Por último, Mercedes Morro, destacó el “trabajo conjunto por la defensa de la vida y otras actividades, realizadas con Gabriel”.

“En mi humana fragilidad, intenté tender puentes”
Sobre el final de la ceremonia, Mons. Mestre comentó: “En mi humana fragilidad, intenté tender puentes respetando las diferencias, siempre valorando a cada persona. Siempre busqué la cultura del diálogo y el encuentro”. 

“Agradezco todo lo que destacan de mi gestión, pero es producto de un equipo de trabajo de la diócesis. Sin un equipo comprometido con el magisterio del Papa,  no podría haber llevado adelante estos seis años de trabajo apostólico. Este equipo es garantía de continuidad”, declaró.

Y señaló: “Siempre buscamos tender puentes para construir el bien común y, especialmente, para sostener a los descartados del sistema. Muchas gracias!”.+