Martes 27 de septiembre de 2022

Mons. Martínez: Identidad y diálogo, claves del discípulo misionero

  • 4 de julio, 2017
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, aseguró que el aporte de los cristianos en esta hora de la historia inicia "con un compromiso serio por ahondar y formarnos en la propia fe y desde ahí tener una real apertura y diálogo con nuestro tiempo", y sintetizó en dos palabras claves: "Identidad" y "diálogo".
Doná a AICA.org
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, aseguró que el aporte de los cristianos en esta hora de la historia inicia "con un compromiso serio por ahondar y formarnos en la propia fe y desde ahí tener una real apertura y diálogo con nuestro tiempo. Quizá haya dos palabras claves que debemos tener en cuenta que son: ?identidad? y ?diálogo?".

"El mismo papa Francisco nos recuerda que ?el cristianismo, manteniéndose fiel a su identidad y al tesoro de verdad que recibió de Jesucristo, siempre se repiensa y se reexpresa en el diálogo con las nuevas situaciones históricas, dejando brotar así su eterna novedad?", subrayó en su carta semanal.

El prelado afirmó que "intentar vivir con identidad y coherencia de vida nos permiten entender la exigencia del discipulado que nos propone el Señor", y advirtió que "Si realmente como cristianos queremos ser discípulos de Jesús, trataremos de abrir nuestro corazón a sus enseñanzas. En el poner en práctica la Palabra de Dios, en el ejercicio de la comunión eclesial, nosotros alimentamos nuestra identidad y discipulado".

"Una identidad clara nos permite un diálogo más fecundo con el mundo. Sólo entonces podemos entender que el discipulado debemos vivirlo en el mundo, en la familia, en el trabajo, en la política, en la escuela... El discípulo auténtico es a la vez misionero. Se siente impulsado a afrontar los desafíos del tiempo, iluminando desde Cristo las realidades en penumbras", agregó.

Por último, monseñor Martínez aseveró que "por la fe podemos comprender esta propuesta del Señor, exigente, difícil de entender y sobre todo de vivir, en este amanecer aún un tanto oscuro. Pero si somos capaces de asumir esta propuesta estaremos transitando un camino de esperanza".+