Jueves 13 de junio de 2024

Mons. Martínez recordó la responsabilidad del Estado con el bien común

  • 16 de mayo, 2024
  • Posadas (Misiones) (AICA)
En su visita a Radio Tupambaé, el obispo de Posadas habló de la situación social, de la asistencia a comedores y de la relación de las provincias con la Nación, entre otros temas de actualidad.
Doná a AICA.org

En su visita a Radio Tupambaé, monseñor Juan Martínez, obispo de Posadas, se refirió a la responsabilidad del Estado en relación con el bien común, entre otros temas de actualidad. 

El prelado comentó que, recientemente, mantuvo una reunión con sacerdotes y diáconos del Decanato de Gran Posadas, junto con los que reflexionó sobre el mensaje de los obispos, que fue uno de los frutos de la plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). 

“Varios obispos, representando a regiones pastorales diversas, presentaban el tema de la pobreza en la Argentina. Obvio que no es un tema nuevo, sino que viene quizás de décadas, pero en estos meses se ha acentuado de una manera muy preocupante”, consideró.

“Nos preocupa la pobreza que crece de una manera descomunal, ni hablar con la negligencia de tener sectores que están en una grave situación de pobreza, y la clase media, que de alguna manera empieza a sentir esto muy mal. Eso la gente lo está viviendo”, indicó monseñor Martínez.

El obispo posadeño señaló que varios obispos manifestaron el problema del narcotráfico como un tema que también está en la calle. “Algo salió, por lo de Rosario, que es una situación que tiene similitudes ya con México o con Colombia, pero que replica en muchos otros lados del país, y esto genera mucha preocupación. Con la frase del Papa Francisco, que es muy clara: ‘A esto no se pudo haber llegado —dijo el pontífice- si no hubiese complicidades de la política, de la Justicia y de otros sectores’”.

Tras destacar que. “desde la Doctrina Social de la Iglesia, el Estado necesariamente tiene que tener una actitud de subsidiariedad con el bien común”, puso el ejemplo de las inundaciones de Porto Alegre, Brasil, donde, aseguró, “el Estado no puede estar ausente, tiene una obligación con el bien común de la gente de esa ciudad”. 

Monseñor Martínez sumó el caso extremo del envío de alimentos a los comedores comunitarios: “Este es un grave problema, que obviamente afecta a la eliminación de la subsidiariedad para con los sectores más empobrecidos; eliminación de comedores que eran una responsabilidad del Estado para con los más pobres, donde hay niños, hay gente que necesita sobrevivir”, planteó.

“Hay otros aspectos también de la obligación del Estado que no puede estar ausente, por ejemplo, el tema de salud y educación”, añadió, y se refirió también al estado de las rutas por la suspensión de la obra pública.

“Yo vine por la ruta 14 y fui víctima del Estado ausente, como tanta gente es víctima, porque Vialidad Nacional no manda un peso al arreglo de las rutas, donde hay agujeros que pasan a ser un peligro de tragedia para muchos. El Estado ausente, eso es una cosa que hay que decirla. No se puede vivir en un país donde hay una ruptura entre el Estado y el bien común, porque el bien común sufre”, sostuvo.

Monseñor Martínez cuestionó: “Hay que ajustar el gasto para que no tengamos déficits, pero ese ajuste para que no tengamos déficits implica vidas humanas y una situación de cierta catástrofe social, y esto hay que decirlo, no se puede callar, porque son cosas básicas, donde ya se padecen y se padecen mal. Y qué quieren, que la gente no reclame su situación”.

“Creo que tendría que haber, al revés del trigo y la cizaña, si había cizaña, ir distinguiendo el trigo de la cizaña, diciendo, bueno, ¿estos son ñoquis? Bueno, pero que muestren que son ñoquis, no arrasar con todos, porque en realidad son familias que la pasan por una situación de negligencia”, diferenció, y prosiguió: “La verdad que esta es una preocupación que está. Uno puede decir: ´Sí, a esto hay que pasarlo, porque en el futuro vamos a estar mejor´; pero en el hoy hay gente con hambre, y es el hoy”.

“No es que tenemos que matar una generación para que otra viva bien.Y tampoco sabemos si va a ser así, porque todo es mesiánico, una promesa”, subrayó el obispo.

El obispo consideró también que las provincias “también son víctimas de una macroeconomía en la que no les es fácil poder pensar, porque no tienen una economía". 

“Nuestro país, en definitiva, depende de las decisiones de una macroeconomía que se decide en Buenos Aires, esa es la realidad. Y las provincias, algunas tienen un poco más de recursos propios, y otras no tienen nada. De hecho, Misiones tiene algo de algunos recursos propios, pero hay provincias que, en el fondo, están muy en la lona directamente. Este es un tema que nos preocupa”, enfatizó.

Finalmente, monseñor Martínez anunció que el tema de la situación social será motivo de reflexión durante la Asamblea Diocesana del 20 de junio, en el Instituto Montoya. “El tema que se eligió el año pasado, con el Consejo Pastoral, es el de la pobreza justamente; la consideración en las parroquias, en los colegios, esto de las periferias geográficas y existenciales y los más pobres”.

Más información, en www.radiotupambae.com.ar y redes sociales.+