Sábado 16 de octubre de 2021

Mons. Martínez: "La misión de la Iglesia es evangelizar"

  • 26 de agosto, 2020
  • Posadas (Misiones) (AICA)
"La Iglesia entiende su identidad, vocación y misión en la confesión de la persona de Jesucristo, su Señor y Maestro", recordó el obispo de Posadas en su reflexión con citas del Documento de Aparecida
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, recordó que la misión de la Iglesia es evangelizar, citando fragmentos del Documento de Aparecida, en el que se expresa: “La alegría que hemos recibido en el encuentro con Jesucristo, a quien reconocemos como el Hijo de Dios encarnado y redentor, deseamos que llegue a todos los hombres y mujeres heridos por las adversidades”.

“Deseamos que la alegría de la buena noticia del Reino de Dios, de Jesucristo vencedor del pecado y de la muerte, llegue a todos cuantos yacen al borde del camino, pidiendo limosna y compasión. La alegría del discípulo es antídoto frente a un mundo atemorizado por el futuro y agobiado por la violencia y el odio”, sostuvo continuando con la cita del documento de los obispos latinoamericanos.

“Los cristianos somos portadores de buenas noticias para la humanidad y no profetas de desventuras. La Iglesia debe cumplir su misión siguiendo los pasos de Jesús y adoptando sus actitudes. Él, siendo el Señor, se hizo servidor y obediente hasta la muerte de cruz; siendo rico, eligió ser pobre por nosotros, enseñándonos el itinerario de nuestra vocación de discípulos y misioneros. En el Evangelio aprendemos la sublime lección de ser pobres siguiendo a Jesús pobre, y la de anunciar el Evangelio de la paz sin bolsa ni alforja, sin poner nuestra confianza en el dinero ni en el poder de este mundo. En la generosidad de los misioneros se manifiesta la generosidad de Dios, en la gratuidad de los Apóstoles aparece la gratuidad del Evangelio”, agregó sobre la base del mismo texto.

Monseñor Martínez concluyó su reflexión dominical, subrayando: “Junto al Apóstol Pedro que confesó a Jesús como Mesías, Hijo del Dios Vivo, queremos como Iglesia ser testigos e instrumentos de evangelización y humanización en nuestro tiempo”.+