Miércoles 1 de diciembre de 2021

Mons. Martínez: "La humildad nos libera de trajes artificiales que esclavizan"

  • 27 de octubre, 2021
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo de Posadas consideró que la humildad es "una virtud indispensable para todo hombre y toda sociedad que se proponga madurar en el dialogo y crecer en la armonía de consensos y disensos".
Doná a AICA.org

El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, dedicó su reflexión dominical a la humildad, la que consideró “una virtud indispensable para todo hombre y toda sociedad que se proponga madurar en el dialogo y crecer en la armonía de consensos y disensos, frente a tantas formas de autoritarismo e intolerancia”.

“Los cristianos sabemos que necesitamos de la ayuda de Dios y de nuestros hermanos”, recordó al predicar sobre el pasaje evangélico del ciego Bartimeo redimido por Jesucristo.

“Solo desde la virtud de la humildad podemos ‘ver’ más profundamente la realidad. Nuestra propia realidad y la de los demás. La humildad nos libera de posturas y trajes artificiales que siempre nos esclavizan con imágenes falsas que tenemos que alimentar”, aseguró, y completó: “Nos libera también de fantasmas que inventamos y no nos permiten ver el corazón de los demás”.

El prelado advirtió que “muchas veces teñimos nuestra mirada sobre los demás de fantasías y prejuicios, y esto solo nos lleva al odio, a las divisiones y, muchas veces a la violencia”.

“Podemos implorar como el ciego del Evangelio que todos, como sociedad, nos sintamos necesitados de Dios y le pidamos ver”, subrayó.

Monseñor Martínez también destacó la importancia del Sínodo de la Sinodalidad convocado por el papa Francisco y detalló los pasos a seguir este camino en el contexto diocesano.

“Este planteo que con humildad y esperanza realizamos, nos impulsa a revisar nuestras estructuras y formas de organización para poder cumplir mejor con nuestra misión”, señaló, y agregó: “Esto, que es válido para el ámbito eclesial, lo es también para toda otra estructura que pretende servir en diversas formas de organización social, cultural o política”.

El obispo posadeño sostuvo que “esta revisión nos ayudará a detectar, que, además de aquellas estructuras que van resultando ineficaces por los cambios que se producen en el contexto, hay otras que, en lugar de servir al bien común, van tornándose en estructuras que solo sirven a algunos, o bien, son generadoras de formas de corrupción”.

“Debemos pedir a Dios la audacia de tomar la iniciativa para revisar con grandeza y magnanimidad todo esto que no sirve más”, concluyó.+