Jueves 23 de septiembre de 2021

Mons. Lugones: "Jesús nos entregó el Espíritu Santo para renovarnos"

  • 2 de junio, 2021
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
"El misterio de la Trinidad que no es entendible desde la razón, sino desde la fe, ayuda a descubrir que el amor del Padre es gratuito, generoso y nos ama libremente", destacó el obispo lomense.
Doná a AICA.org

El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, celebró la misa de la Santísima Trinidad en el colegio San José, donde resaltó la importancia de transmitir la Buena Noticia. 

“En nuestras catequesis lo primero que hemos aprendido es a hacer la señal de la cruz invocando a la Trinidad en el amor del Padre, la cercanía del Hijo y en la presencia del Espíritu que nos anima”.

“Este misterio de la Trinidad que no es entendible desde la razón, sino desde la fe, nos ayuda a descubrir que el amor del Padre es gratuito, generoso y nos ama libremente”. 

El prelado indicó que “el amor del Padre es el que nos ha revelado Jesús cuando nos ha hablado de la preferencia del Padre por sus hijos, del perdón de Dios y de su misericordia en su corazón, por todos, especialmente por los débiles, sufrientes, angustiados y por los que hoy no cuentan. Jesús nos ha entregado el Espíritu Santo para renovarnos”.

“El Evangelio nos invita también a nosotros a hacer memoria de cuando empezamos a descubrir el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en nuestra vida de fe”, recordó.

“Cuando algunos discípulos todavía se negaban a creer y dudaban, Jesús se les acercó y les explicó que Él había recibido el poder ´en el cielo y en la tierra´ y los envió a anunciar: ‘Vayan a dar esta Buena Noticia a todos los pueblos para que sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles todo lo que el Padre a mí me ha revelado, y yo les he comunicado’”, afirmó.

El obispo lomense señaló que el anuncio de la Buena Noticia hoy no tiene que ser explícitamente el Evangelio, sino que se puede transmitir la Buena Noticia cuando damos un consejo, hablamos por teléfono con alguien, comunicamos por las redes algo bueno o publicamos un pensamiento profundo a través de la web que ayude a meditar en el corazón. 

“Cada vez que nosotros nos comunicamos desde la buena intención hacia otros, estamos haciendo un anuncio. No es explícito del Evangelio, pero es un anuncio del amor de Dios, de la cercanía y de la proximidad”, precisó.

“A la vez, también recibimos anuncios de nuestros hermanos y del mismo Espíritu Santo que guía a la iglesia y nos comunica su amor, su palabra, su entusiasmo y nos sostienen en tiempos de pandemia con gestos y acciones que también son un anuncio y una Buena Noticia que agradecemos al Padre en el Hijo y por el Espíritu Santo”.

Monseñor Lugones concluyó invocando una oración que pidió se haga durante la semana: “Padre, en nombre de Jesús, danos tu Espíritu”.

Más información en www.eclesia.info.+