Miércoles 20 de octubre de 2021

Mons. Lozano destaca el valor insustituible de la amistad

  • 18 de julio, 2021
  • San Juan (AICA)
El arzobispo de San Juan de Cuyo invita también a "ampliar la mirada, para que seamos capaces de anhelar 'un nuevo sueño de fraternidad y amistad social' capaz de abrazar a la humanidad entera".
Doná a AICA.org

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, afirmó que uno de los efectos nocivos de la pandemia es que “afecta de modo especial a vínculos personales” y potencia la “desconfianza” y la duda sobre si es bueno encontrarse y se genera distancia de la compañía por miedo.

“Como consecuencia se fortalece la ‘soledad’ abandonando la cercanía que tanto bien nos hace. Se instala el ‘aislamiento’ y no encontramos momentos para bajar la guardia y mostrarnos tal cual somos, y compartir luces y sombras desde el corazón”, reconoció en su columna semanal.

El arzobispo sanjuanino recordó que el próximo martes 20 de julio se celebra el Día del Amigo y compartió una reflexión que le acercó una amiga suya.

“Ella me dijo que ‘amistad es libertad. Amistad es amor, es encuentro y gracia’. Es curioso, decimos que la amistad se construye, y a la vez somos construidos por ella. Nos alienta en nuestros valores y conforta ante los fracasos e incoherencias”, explicó, y agregó: “‘amistad es una experiencia que necesita tiempo, calma y sensibilidad’. La ansiedad conspira contra ella, no la deja madurar”.

“Me confió: ‘Para mí la amistad es un regalo, un don, una gracia, es encontrar el tono donde vibra la tierra y resonar con él. Amistad es hacer melodía con mi amigo, aunque lo que se escuche sea solo el silencio. Para mí la amistad trasciende planos y es presencia amorosa. El amigo es el abrazo que me hace escuchar que mi corazón aún late cuando solo puedo pensar que ya he muerto’”, siguió con la reflexión de su amiga.

“Qué bueno reconocer que ‘para mí el amigo es el hogar, es la patria, es una pizca del reino que disfruto mientras piso este suelo’. El cielo lo podemos imaginar como el lugar en el cual estaremos rodeados de los amigos para siempre”, sostuvo.

Tras citar un par de autores que ayudan a arrimarse a la hondura de la amistad”, entre ellos Jesús en la Última Cena, invitó a “ampliar la mirada, para que seamos capaces de anhelar ‘un nuevo sueño de fraternidad y amistad social’ (Papa Francisco) capaz de abrazar a la humanidad entera”. 

Por último, monseñor Lozano invitó a rezar “especialmente por Cuba en esta situación compleja, para que puedan construir un presente y un futuro de "libertad y justicia” y también por “las 85 víctimas y sus familias, por toda la sociedad, porque seguimos esperando justicia” en un nuevo aniversario del atentado a la AMIA, perpetrado en Buenos Aires en 1994.+

» Texto completo de la reflexión