Domingo 20 de junio de 2021

Mons. Han Lim Moon: "¡Renueva tu amor hacia el Señor!"

  • 3 de abril, 2021
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
"¡Renueva tu amor hacia el Señor y pídele el don de la certeza de que Él está vivo! ¡Él está vivo!", exclamó el obispo coadjutor de Venado Tuerto en su reflexión para el domingo de Pascua.
Doná a AICA.org

El obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, reflexionó con el Evangelio del Domingo de Pascua e invitó a la comunidad a recordar una situación “en la que el amor te movilizó rápidamente”.

De este modo, comparó la situación con la alegría de María Magdalena al encontrar a Jesús en el sepulcro, “su amor por Él la movilizó para ir a su encuentro”. También los dos discípulos corren al encuentro y el discípulo predilecto “vio y creyó” en las evidencias de la resurrección.

Monseñor Moon explicó cómo “la resurrección de Jesús supera toda nuestra comprensión e imaginación”. Sin embargo, “es indispensable comprender lo que más podamos para sostener nuestra vida y dar frutos”.

Para describir más concretamente qué es la resurrección, el prelado enumeró: “Un revivir, una prolongación de la vida terrenal como en el caso de Lázaro; más que la inmortalidad del alma, del espíritu; y más que una vida sin término, vida eterna, que no se muere”.

“¡Es una nueva creación que el Señor comenzó incomparablemente superior a la primera creación! ¡Una vida cualitativa y totalmente nueva y hermosa, indescriptible e inefable!”.

Pero monseñor Moon advirtió que esta certeza “podemos alcanzarla sólo por el don de la fe, y es certeza más allá de las pruebas científicas o de razón”. En efecto, la fe nos trae dos consecuencias: “Nos hace comprender nuestra vida y actuar totalmente diferente”.

Al mismo tiempo, la resurrección “es la luz que revela todo el misterio del hombre”; y también “es el epicentro de la Buena Noticia de la salvación universal”. La resurrección de Jesús fue para los apóstoles “el motor y el contenido de la Buena Noticia, que conduce hacia la resurrección de todos los hombres”.

Al concluir su reflexión, el prelado de Venado Tuerto exhortó a la comunidad: “¡Renueva tu amor hacia el Señor y pídele el don de la certeza de que Él está vivo! ¡Él está vivo! Y entonces, el Señor resucitado colmará de alegría tu corazón. Y tendrás una ¡feliz Pascua de Resurrección!”.+