Martes 26 de enero de 2021

Mons. Han Lim Moon: "Esta Buena Noticia es motivo de tu gran alegría"

  • 26 de diciembre, 2020
  • San Martín (Buenos Aires) (AICA)
"El gran amor de Dios se hizo muy pequeño y tierno en Jesús bebé", afirmó el obispo preconizado de Venado Tuerto, al enviar desde San Martín su último video reflexión del año, en esta Navidad.edx

Con motivo de la Navidad, el exobispo auxiliar de San Martín recientemente trasladado a la sede de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, envió su último video reflexión a la comunidad de San Martín y se hizo dos preguntas: “¿Por qué Jesús nació tan pobre? ¿Qué te puede regalar?”.

Tras desear una feliz Navidad, se dirigió especialmente a “los que están en soledad, indefensos o pobres de material o de alma”, para darles la Buena Noticia que el ángel anunció a los pastores.

Pero “¿en qué consiste la Buena Noticia?”. “En que Dios envió a este mundo a su Hijo para que naciera pobre, indefenso e insignificante para salvar a todos los hombres sin excepción, pero con una preferencia por los pobres, débiles, menospreciados y marginados para ser solidario con ellos y acompañarlos”, explicó monseñor Moon.

Y describió que los que “creen en esta Buena Noticia”, son “los pequeños, los pobres, los sencillos de corazón y los que tienen alma de pobre”. Por eso, animó a todos a creer para experimentar que “realmente Dios está contigo”.

Campaña Donación AICA

“Si estás pobre, Dios, que se hizo pobre para hacerte rico, está contigo; si te sientes solo, ‘Dios con nosotros’, Emanuel, te acompaña siempre; si te sientes triste, el Niño Dios llena el vacío de tu corazón con alegría y esperanza; si te sientes marginado, desvalorado, el Niño Dios también ‘marginado’ te valora; si te sientes débil, Dios quien se hizo débil, te hará fuerte”.

Para resumir, el obispo dijo que esta Buena Noticia “es motivo de tu gran alegría”, porque “cuando los pobres y sencillos de corazón tienen en brazos al niño Dios, naturalmente se convierten pronto en anunciadores de la Buena Noticia, como los pastorcitos. ¿No te gustaría ser uno de estos pastorcitos en esta Navidad? ¡Cuánto bien harías a muchos!”.

Concluyó con un saludo de Navidad: “El gran amor de Dios se hizo muy pequeño y tierno en Jesús bebé para que puedas quererlo y abrazarlo”.+