Sábado 24 de julio de 2021

Mons. Gimeno Lahoz observa "demasiada confrontación" en la política

  • 23 de diciembre, 2014
  • Comodoro Rivadavia (Chubut)
El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, observó que hay "demasiada confrontación" en el ámbito de la política y llamó a dirigentes y funcionarios a "atender los problemas reales" de la sociedad chubutense, como la educación, la seguridad, y la salud.
Doná a AICA.org
El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, observó que hay "demasiada confrontación" en el ámbito de la política y llamó a dirigentes y funcionarios a "atender los problemas reales" de la sociedad chubutense, como la educación, la seguridad, y la salud.

A modo de balance, el prelado advirtió sobre las confrontaciones políticas en la provincia y consideró que hay una dirigencia que debe dialogar para atender los problemas reales de la sociedad.

"Creo que hay demasiada confrontación", dijo el obispo, y estimó que "tal vez se haya incrementado por el clima electoral, lo que no es bueno". Monseñor Gimeno Lahoz planteó que "lo bueno es el diálogo, afrontar los problemas que nos afectan a todos y descubrir las soluciones".

"Cuantos más dirigentes encuentren soluciones que puedan compartir, más fácilmente se podrán afrontar esos problemas. Si cada uno tira para su lado, difícilmente se pueda solucionar los problemas muy serios que tenemos", aseguró el obispo.

Monseñor Gimeno Lahoz pidió a los dirigentes chubutenses que se sienten para "entender los problemas que nos afectan a todos", porque "hay inconvenientes en educación, seguridad y salud". Y agregó: "Hay que decir cuáles son las soluciones, compartir y luchar para que esto se lleve adelante".

"La Iglesia no tiene la solución, pero sí puede ser un lugar de encuentro, de hecho lo hace muchas veces para que se terminen los enfrentamientos que no conducen a nada". A modo de conclusión, monseñor Gimeno Lahoz ejemplificó: "Una infracción de tránsito enseguida se ve cómo se puede arreglar y eso está hablando de una actitud corrupta en la sociedad de la cual formamos parte y que nos hace mucho mal porque nos degrada a todos".

"Hace ya años que desde la Conferencia Episcopal Argentina decimos que una de las causas que quizás hace que todo esto no funcione es la lentitud de la Justicia, quizás por falta de medios", analizó en diálogo con el diario El Chubut.+