Sábado 20 de agosto de 2022

Mons. Frassia llamó a "vivir el presente en la presencia de Dios"

  • 21 de noviembre, 2012
  • Avellaneda (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Oscar Frassia, consideró que el cristiano debe vivir de un modo anticipado al futuro y comprometer su trabajo, sacrificio y oración por la salvación. "Tenemos que amasar ?acá? lo que vamos a vivir ?allá?, es decir, vivir este presente en la presencia de Dios", sintetizó el prelado, en alusión al evangelio según san Marcos leído durante el 33° domingo, en el que Jesús habla a los apóstoles de los últimos tiempos en un sentido escatológico.
Doná a AICA.org
El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Oscar Frassia, consideró, a la luz del evangelio del domingo, que el cristiano debe vivir de un modo anticipado al futuro y comprometer su trabajo, sacrificio y oración por la salvación. "Tenemos que amasar ?acá? lo que vamos a vivir ?allá?, es decir, vivir este presente en la presencia de Dios", sintetizó el prelado.

Las palabras de monseñor Frassia, transmitidas por medios radiales de Capital Federal y el Gran Buenos Aires, aluden al evangelio según san Marcos leído durante el 33° domingo durante el año, donde Jesús habla a los apóstoles de los últimos tiempos en un sentido escatológico: "Después de esta tribulación, el sol se oscurecerá, la luna dejará de brillar, las estrellas caerán del cielo y los astros se conmoverán. Cuando vean que suceden todas estas cosas, sepan que el fin está cerca. En cuanto a esa hora, nadie la conoce, sino el Padre".

"Las palabras del Señor nos hablan de los últimos tiempos, ¡y cómo pesa su palabra! ?evaluó monseñor Frassia-. Es importante que sepamos que las cosas pasany que frente a aquella cierta omnipotencia del hombre, también éste tiene una fragilidad y debilidad tremendas que se evidencian las imprevistas catástrofes naturales o humanas". El prelado recordó, en este pasaje, a las víctimas del accidente ferroviario sucedido en la estación de Once el pasado 22 de febrero.

"Quisiera que reflexionemos sobre algo importante ?marcó el obispo-. Ustedes, yo, el cristiano, somos las personas del futuro y no esperamos el futuro. Tenemos que vivir de un modo anticipado; tenemos que amasar acá lo que vamos a vivir allá".

Monseñor Frassia sintió la necesidad de llamar a vivir en la presencia de Dios, "porque la presencia de Dios en nosotros está humanizando este mundo y se están preparando las transformaciones del universo para que se convierta ?en un cielo nuevo y una tierra nuevas?".

Para el prelado, el definitivo Reino de Dios necesita del cristiano comprometido con la vivencia de ese futuro en el presente. "Tiene que haber personas, familias, sociedad e Iglesia que crean realmente esto de vivir el futuro, viviendo el presente en la presencia de Dios", destacó.

"Somos peregrinos, estamos en camino, por eso necesitamos algunas cosas para el viaje", estimó el obispo de Avellaneda-Lanús. "No trabajemos solos, sino colaboremos con los demás; no trabajamos sin entusiasmo, hay que hacerlo con él; trabajemos con coraje, con la fuerza humana y con la fuerza de la gracia que Dios nos da".

En el final de su intervención radial, monseñor Frassia pidió "que tengamos entusiasmo para vivir, entusiasmo para trabajar, entusiasmo y fidelidad en el sacrificio, perseverancia en la oración y entrega en el amor". "Que nos demos cuenta que aquí se amasa lo que allá vamos a vivir definitivamente", sentenció. +

Texto completo del mensaje