Jueves 9 de febrero de 2023

Mons. Frassia al nuevo párroco: "Ser uno con los demás"

  • 13 de marzo, 2020
  • Gerli (Buenos Aires) (AICA)
"Para un párroco que asume una comunidad, significa ser uno con los demás, pero a la vez ser el referente de una paternidad espiritual que alcance a todos"
Doná a AICA.org

El sábado 7 de marzo el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia presidió la misa de toma de posesión del presbítero Mario Ghisaura en la parroquia San Pedro Armengol, de la localidad de Gerli, Lanús.



Monseñor Frassia definió el momento como “muy fuerte” al tener que “expresar tantas realidades que están presentes en el corazón de Dios, en la Iglesia, en el corazón de ustedes y también en el corazón del obispo. Siempre, cuando me toca hacer un traslado, se produce un sufrimiento, una realidad, donde uno está en un lugar y tiene que ir a otro lugar”, dijo al comenzar la homilía.



El obispo se dirigió al párroco entrante y al saliente y les agradeció por su generosidad al aceptar la nueva tarea: “Todos nosotros, en la Iglesia, estamos no para hacer nuestra voluntad, ni nuestro gusto, ni para seguir nuestra sensibilidad (…) evidentemente la perfección de cada uno de nosotros es hacer la voluntad del Padre”.



Al padre Mario Ghisaura le dijo: “Para un párroco que asume una comunidad, significa ser uno con los demás, pero a la vez ser el referente de una paternidad espiritual que alcance a todos, una paternidad que se agranda, padre de muchos. A lo largo del ministerio sacerdotal sabemos perfectamente que hemos ido ejerciendo las diversas paternidades espirituales con todos nuestros fieles”.



Monseñor Frassia aconsejó “educar para la libertad”, por eso, “el padre de una comunidad, el párroco de una comunidad, no es patrón de los demás, es servidor de la comunidad; por lo tanto, tiene que ser un auténtico referente de la comunidad. Acompañarlos, caminar juntos, aprender juntos, perseverar juntos en lo que Dios nos va pidiendo a todos”.



“¡Estamos acá para servir y, si hay un poder, el poder se llama servicio para servir a los demás!”, afirmó luego. “Por eso creo que Dios nos golpea a todos; nos golpea como familia, nos golpea como comunidad y, ciertamente, tenemos que ver de qué manera en nuestra comunidad se hace presente cada vez más la necesidad del kerigma, del anuncio, de que ¡Jesucristo está vivo y no está muerto!”.







Advirtió que esta tarea “nos compromete a todos, no solo al nuevo párroco, también a esta querida comunidad de San Pedro Armengol y de la capilla de San Ramón Nonato. ¡Y tienen que ser una familia!”.



Antes de concluir, dirigió unas palabras a la comunidad de San Pedro Armengol: “Querida comunidad escuchemos muy sentidamente a Jesús, al Señor que nos habla y que nos llama con su presencia amorosa, misericordiosa y hagamos lo que Él nos pide, no hagamos ‘de más’ pero tampoco ‘de menos’, porque el Señor merece lo que nos pide y lo da para uno le pueda responder; porque no pide cosas imposibles, pide lo mejor y lo mejor se lo tenemos que dar a Él, a Jesús, al Hijo de Dios y de María Virgen. Y que el Señor nos dé la fuerza para anunciarlo y llevarlo a todos, a todos”.



Y al neopárroco le dijo: “El Señor te bendice, padre Mario, en esta gracia que te da en esta misión. Vívela intensamente; escucha lo que te pide y responde lo que te exige; no tengas miedo, despiértate, levántate y cumple con la misión. Como le decía Jesús a los tres Apóstoles “¡vamos, levántense y no se lo digan a nadie!”.



El presbítero Ezequiel Bula, anterior párroco de la comunidad, tomará posesión el sábado 21 de marzo en la parroquia San José Obrero, de la localidad de Gerli, Lanús.+