Viernes 12 de agosto de 2022

Mons. Fazio: "La libertad es el máximo valor humano"

  • 8 de mayo, 2012
  • Buenos Aires (AICA)
Monseñor Mariano Fazio, vicario del Opus Dei en la Argentina, escribió un artículo en el que asegura que "los tiempos actuales presentan numerosos desafíos a la fe y a la Iglesia Católica. Tiempos de cambios, tiempos revueltos, tiempos de oportunidades". El prelado señala que "cada cristiano enfrenta actualmente el desafío de hacer propia la esencia de su fe: proclamar la caridad, el servicio y la libertad, como expresa Benedicto XVI. Valores que están en el centro de las necesidades de renovación de nuestra época, de nuestra Argentina".
Doná a AICA.org
Monseñor Mariano Fazio, vicario del Opus Dei en la Argentina, escribió un artículo que dio a conocer la oficina de Comunicación de la Prelatura del Opus Dei, en el que asegura que "los tiempos actuales presentan numerosos desafíos a la fe y a la Iglesia Católica. Tiempos de cambios, tiempos revueltos, tiempos de oportunidades. Cada época exige, en alegre fidelidad al Evangelio, renovar la vivencia de la fe, rejuvenecer el discurso, reencontrar el camino para inspirar los corazones de los hombres y las mujeres de nuestro mundo."

El prelado recuerda al beato Juan Pablo II y señala que "nos enseñó con su vida un nuevo lenguaje de humanidad. Su amor a la verdad, su espíritu libre, sus gestos, sus miradas, su transparencia, sus viajes, han marcado una huella que, con estilo personalísimo, también recorre Benedicto XVI".

"El siglo XXI no acepta discursos asimétricos y suntuosos. Simplemente, los desecha por aburridos o por vacíos de existencia real. Cada cristiano enfrenta actualmente el desafío de hacer propia la esencia de su fe: proclamar la caridad, el servicio y la libertad, como expresa Benedicto XVI. Valores que están en el centro de las necesidades de renovación de nuestra época, de nuestra Argentina", manifiesta.

Monseñor Fazio cita las palabras del papa León XIII: "La igualdad jurídica y la verdadera fraternidad entre los hombres encuentran en Jesucristo al primero que las afirmó" y afirma que "liberté, egalité et fraternité (libertad, igualdad y fraternidad) son valores cristianos, que deben ser encuadrados en una filosofía abierta a la trascendencia".

El vicario del Opus Dei en nuestro país dice que San Josemaría Escrivá, "considera la libertad como el máximo valor humano, entre otras cosas, porque no se puede amar sin libertad. Y la libertad da a cada uno la oportunidad de aplicar su talento y creatividad para aportar a la resolución de los problemas acuciantes de nuestra sociedad" y agregó que "es el grito que rechaza el pensamiento único y que sostiene: ` vos estás llamado a hacer una contribución irrepetible, depende de vos, podés hacer cosas grandes con tu vida, cosas que vos y únicamente vos podés hacer´".

Como conclusión, el prelado manifiesta la necesidad de tener libertad para servir "especialmente a los que son esclavos de su carencia material y educativa, a los que no tienen pan, ni voz, y que vislumbran un futuro oscuro ante sus horizontes. Libertad para la justicia, porque la justicia es libertad para todos". +