Lunes 17 de junio de 2024

Mons. Conejero Gallego: 'Caminemos juntos tras las huellas de Jesús'

  • 8 de marzo, 2024
  • Formosa (AICA)
El obispo de Formosa animó a encarar las las actividades del año con esperanza, entusiasmo y alegría, superando "las no pocas dificultades y adversidades que nos desafían en estos tiempos".
Doná a AICA.org

El obispo de Formosa, monseñor José Conejero Gallego, recordó que, durante la Cuaresma, la escucha de la Palabra de Dios, la vida sacramental, la oración, la abnegación y, sobre todo, la caridad concreta con los más pobres “son los medios apropiados que la Iglesia propone para purificarnos y alcanzar la santificación, que es la vocación a la que todos estamos llamados, personal y comunitariamente, como Pueblo de Dios”.

En su editorial en el periódico diocesano Peregrinamos, el prelado formoseño señaló que marzo es el mes de la planificación y del inicio de actividades, por lo que propuso encararlas “con gran esperanza, entusiasmo y alegría, superando las no pocas dificultades y adversidades que nos desafían en estos tiempos y situaciones de crisis socio-político-económicas y también religiosas”.

“Este 2024, como venimos señalando, podemos ir priorizando e intensificando la oración y la adoración eucarística, implementando y creciendo como Iglesia sinodal que escucha y respeta a todos, que fomenta la unidad y la participación corresponsable en la misión evangelizadora de la Iglesia, pueblo de Dios, hasta conformar la familia de los hijos de Dios con toda la humanidad, instaurando la fraternidad universal”, detalló.

“Deseos y anhelos estos que debemos todos concretizar y poner en práctica en nuestras respectivas comunidades”, agregó, y exclamó: “¡Qué hermosa y urgente tarea tenemos todos!”

Monseñor Conejero Gallego concluyó haciendo un llamado a “aprovechar todos estos acontecimientos de nuestro caminar, como peregrinos en la fe, y vivir cada día más unidos a Cristo, nuestro único Salvador y Redentor, siempre muy agradecidos, pues por su Sangre, derramada por nosotros, hemos sido redimidos y santificados, participando de su gloriosa Resurrección”.+