Viernes 17 de septiembre de 2021

Mons. Colombo pidió no modificar la ley que restringe la minería en Mendoza

  • 7 de noviembre, 2018
  • Villa San Carlos (Mendoza)
El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, defendió la ley 7722, que regula y restringe la minería en Mendoza, y que los legisladores mendocinos pretenden modificar para flexibilizarla. El prelado sostuvo que "la ley 7722 es una excelente ley que ojalá no sea modificada" y llamó a respetarla, al subrayar que es producto de "un proceso social admirable".
Doná a AICA.org
El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, defendió la ley 7722, que regula y restringe la minería en Mendoza, y que los legisladores mendocinos pretenden modificar para flexibilizarla.

El prelado reflexionó sobre este tema al participar el domingo 4 de noviembre de las fiestas patronales en honor de San Carlos Borromeo, en la capilla de la localidad de Villa San Carlos.

"Ustedes viven en una tierra preciosa, en un pueblo maravilloso y fértil", destacó, y agregó: "Cuando hablamos del agua tenemos que saber que nosotros somos el agua, el aire y la tierra. El agua somos cada uno".

En este sentido, monseñor Colombo recordó que "este pueblo ha sido un protagonista importante, fundamental en la construcción de esa ley que ha permitido por muchos años cuidar el agua de la contaminación".

El arzobispo mendocino sostuvo que "la ley 7722 es una excelente ley que ojalá no sea modificada" y llamó a respetar esta norma, al subrayar que es producto de "un proceso social admirable".

"En el compromiso de la defensa del agua y de todo lo que tenga que ver con el bien común, todos estamos llamados a poner el mayor compromiso y esfuerzo, de acuerdo a la función, a la tarea, al carisma que cada uno tiene como fin de Dios para el servicio", subrayó.

Tras señalar que "los funcionarios políticos y los dirigentes sociales tienen un rol fundamental, una responsabilidad especial en el cuidado de la casa común", aseveró: "Esta responsabilidad de cuidar el agua, la creación, debe exceder lo meramente obligado por la función o cargo que se ocupa, yendo más allá de lo obligatorio".

Monseñor Colombo alentó a "perseverar en el esfuerzo de cuidar la casa común, con diálogo, con respeto, con serenidad que no es pasividad. Con firmeza, con seguridad. La medida debe ser el amor por el bien común".+