Viernes 4 de diciembre de 2020

Mons. Buenanueva advirtió sobre la dimensión humanitaria de los protocolos en salud

  • 28 de agosto, 2020
  • San Francisco (Córdoba) (AICA)
A raíz de algunas situaciones ocasionadas por las restricciones debido a la pandemia, el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, brindó una entrevista a Radio María.

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, se refirió en una entrevista a los protocolos del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno, y las situaciones que generan las restricciones.

Ejemplos de estas situaciones son el de un papá que fue impedido por las autoridades de la provincia de Córdoba de despedirse de su hija que estaba muriendo de cáncer. Lo mismo sucedió en San Luis, donde se demoraron varias semanas en autorizar que dos hijas podrían viajar desde Tierra del Fuego, donde viven, para despedirse de su papá que también padecía de cáncer.

Al respecto, monseñor Buenanueva, advirtió: “Estamos viviendo una situación de emergencia, es comprensible que en orden al bien común se restrinjan algunos derechos y libertades, pero cuidado con el gustito por esto, tenemos que tener una palabra firme”.

“Los protocolos han sido elaborados con mucha rapidez porque las autoridades han tenido que salir al paso de una crisis que tiene una dinámica vertiginosa pero, por eso las autoridades tienen que estar atentas de escuchar estas voces porque no se trata de hacer el 'argentinazo', esto de 'hecha la ley, hecha la trampa' sino de humanizar los protocolos con principios tanto éticos como jurídicos que ya están en nuestra legislación”.

“Hay algunos derechos personales que deben ser asegurados con la proporcionalidad de la situación”, consideró. "En casos de enfermedad, de muerte, las personas tenemos dos derechos, primero que se nos informe lo más clara y caritativamente posible sobre la enfermedad que padece o que alguien cercano padece y poder despedirnos de nuestros seres queridos".

Campaña Donación AICA

“Se trata de aplicar los protocolos con exigencia, con responsabilidad, atendiendo también a estos principios éticos, que también han dado lugar a normas jurídicas o protocolos de acción, como el que están instrumentando en el Mater Dei de Buenos Aires, pero que en todos los países donde esta emergencia se ha dado, acompañar a las personas que mueren por Covid u otras enfermedades terminales, o acompañar los restos mortales de nuestros seres queridos, son temas que han tenido que ponerse sobre la mesa”, consideró.

“Hay que humanizar los protocolos, pero no sumarle algo que no deberían tener, sino desarrollar un aspecto que los protocolos tienen disponibles para tener en cuenta”, puntualizó.

“Desde que comenzó la emergencia, las autoridades locales han tenido que salir al paso con normas de seguridad, y muchas veces poner en el ingreso y la salida de los pueblos, no solo a la policía y a la fuerza pública, sino también a empleados municipales, a cumplir protocolos que han tenido que aprender muy rápido, y me parece que, sobre todo a partir de casos, hay que capacitar a las personas, ayudarlas a entender esta otra dimensión humanitaria, de la ética de la vida y de la salud”.+