Jueves 13 de junio de 2024

Mons. Barba animó a humanizarse y tejer redes verdaderamente humanas

  • 12 de mayo, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
En su mensaje para la Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales, el obispo de San Luis subrayó: "La IA es un gran elemento, es excelente, pero no reemplaza al hombre ni a la humanidad".
Doná a AICA.org

El presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social y obispo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, difundió un mensaje con motivo de la 58ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que la Iglesia celebra este domingo, solemnidad de la Ascensión del Señor.

“El Papa Francisco nos introduce, nos lleva de la mano, hacia un mundo nuevo para la humanidad: el mundo de la Inteligencia Artificial”, expresó, y señaló que el pontífice invita a reflexionar sobre este tema.

“La Inteligencia Artificial, evidentemente, ya está en medio nuestro. Algo que hace años, no muchos años, era un tema absolutamente desconocido; que se empieza a sociabilizar, y ahora nos damos cuenta de que está en medio nuestro, de muchas formas”, reconoció.

“El Papa Francisco nos habla de la sabiduría del corazón; de la necesidad de apelar a la sabiduría del corazón, que sólo los seres humanos podemos dar”, sostuvo, y profundizó: “Ninguna máquina, por más perfecta que sea, va a tener esa vida espiritual, esa sabiduría que tiene a Dios como origen y que se da en el corazón”.

El obispo puntano afirmó que “esa sabiduría del corazón nos permite hacer ese entrelace entre el todo y la parte, entre lo pequeño y lo mayor”, y consideró: “Hoy vamos a tener que aprender, una vez más, a aceptar las nuevas tecnologías que nos permiten avanzar y, en este caso, con la que nos permite comunicarnos mucho más y mejor”.

“Por eso, corremos el riesgo de quedar atrapados en estas nuevas tecnologías”, advirtió, y prosiguió: “Todos sabemos lo que significan los algoritmos y las consecuencias que traen los algoritmos en nuestras vidas. Nos van condicionando, de alguna manera, porque van marcando el camino de búsqueda y de deseo de toda la humanidad”.

“Sabiduría del corazón, dice el Papa Francisco. Entonces, hoy más que nunca, aprender a echar mano y no rechazar esta realidad tecnológica que tenemos junto con nosotros”, propuso.

El obispo sanluiseño consideró que “cada vez más hay que profundizar en la humanidad, en el respeto de la humanidad, en la dignidad de cada persona, en el aporte que cada persona puede dar, y en que nada de eso va a ser reemplazado”.

“Estamos en un tiempo muy difícil, donde pareciera que la humanidad se sigue deshumanizando a través de las guerras, los datos estadísticos del dinero que genera la fabricación de armas; y que van llevando a récords que van superando números anteriores”, planteó.

“La humanidad se sigue desangrando, se sigue deshumanizando, ha perdido la sabiduría”, opinó y evaluó: “Tenemos que volver, cada vez más, al corazón del hombre para cuidarlo, para preservarlo y esto, sin duda, afecta mucho todas nuestras comunicaciones”.

“No dejemos que nos condicionen, no dejemos que perdamos la libertad, no dejemos que otros piensen por nosotros”, pidió, e insistió: “El ser humano jamás va a ser reemplazado por nada ni por nadie”.

Monseñor Barba indicó que la Inteligencia Artificial es un gran elemento, es un excelente instrumento, que no reemplaza al hombre ni a la humanidad”.

“La invitación de esta jornada es, justamente, humanizarnos, echar raíces profundas, no ser ingenuos, comprometernos. Entonces, de esta manera, vamos a poder tejer redes sociales verdaderamente humanas, que lleven a la verdad, que lleven a la vida y que acompañen el crecimiento y la dignidad de cada ser humano”, concluyó.+