Miércoles 18 de mayo de 2022

Mons. Arancedo: "La fuente de la alegría cristiana es Jesucristo"

  • 16 de diciembre, 2017
  • Santa Fe
"A Cristo siempre lo debemos seguir encontrando, sea en su Palabra como en la oración, en los sacramentos y en esa presencia en sus hermanos, especialmente los más necesitados, como en la vida de la comunidad eclesial cuando se reúne el domingo a celebrar la fe", destacó el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, recordó que la lectura del tercer domingo de Adviento refiere a la alegría del cristiano y, citando la exhortación apostólica Evangelii gaudium, del papa Francisco, afirmó que "puede haber dolor en un cristiano, pero no tristeza".

"La fuente de la alegría cristiana es Jesucristo, pero nos puede pasar que, a pesar de nuestra fe, Él no sea una presencia viva que ilumine y dé sentido a nuestras vidas. Cuando esto sucede podemos vivir en ?esa gris monotonía? en la que todo parece correcto, sin embargo nos falta la alegría y el entusiasmo de la fe", advirtió en su alocución semanal.

"A Cristo siempre lo debemos seguir encontrando, sea en su Palabra como en la oración, en los sacramentos y en esa presencia en sus hermanos, especialmente los más necesitados, como en la vida de la comunidad eclesial cuando se reúne el domingo a celebrar la fe. Si no renovamos el encuentro con Él, tal vez mantengamos nuestra fe, pero no llegamos a conocerlo plenamente y a vivir la alegría de la fe", agregó.

Monseñor Arancedo consideró que "en este camino de Adviento es útil renovar nuestro encuentro con el Señor. Él llega a nosotros y no siempre nos encuentra" y alertó que "nuestra vida espiritual se puede ir secando en la misma fe y en las obras que realizamos con cierta rutina, vamos perdiendo el entusiasmo que teníamos".

"Necesitamos renovar el encuentro con Jesucristo para mantener viva la alegría de la fe", concluyó.+

» Texto completo de la reflexión

Campaña Anual de Adviento
AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/