Lunes 18 de octubre de 2021

Mons. Aguer celebró 30 años de "Claves para un mundo mejor"

  • 19 de diciembre, 2018
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emitió por Canal 9 el sábado 15 de diciembre, manifestó que con esa emisión el programa cumplía 30 años de presencia ininterrumpida en la televisión abierta de la Argentina, de enero a diciembre. Por tal motivo dijo que había que felicitar al equipo de "Claves" y "felicitémonos también nosotros porque tenemos esto, que es una pequeña presencia de la Iglesia en el mundo de la comunicación.
Doná a AICA.org
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emitió por Canal 9 el sábado 15 de diciembre, manifestó que con esa emisión el programa cumplía sus 30 años de presencia ininterrumpida en la televisión abierta de la Argentina, de enero a diciembre. Por tal motivo dijo que había que felicitar al equipo de "Claves" y "felicitémonos también nosotros porque tenemos esto, que es una pequeña presencia de la Iglesia en el mundo de la comunicación. ¡Ojalá podamos seguir por mucho tiempo más!".

Seguidamente reflexionó que observa "un problema muy serio en la Iglesia argentina y es que la Iglesia está ausente de los grandes centros donde se gestan las vigencias culturales? Pero no pienso en dos o tres presencias aisladas, sino en una presencia importante, comunitaria, corporativa". Y expresó: "Uno de los lugares o una de las áreas más descuidadas por la Iglesia en la Argentina es la comunicación. ¡No tenemos gente en el mundo de la comunicación! Si una noche cualquiera ustedes hacen zapping en televisión, comprobarán que todos los programas son evangélicos... ¿Y nosotros qué tenemos? Tenemos Claves para un Mundo Mejor. No sé si es el único programa en televisión abierta, pero sí es el único programa que lleva 30 años en el aire".



El prelado comentó luego aspectos del programa calificado como un "programa de buenas noticias" y agregó: "Hace 20 años que estoy en "Claves" y quiero explicar por qué.

Este espacio lo ocupaba el inolvidable cardenal Antonio Quarracino y cuando él falleció el director Tito Garabal le dijo al entonces monseñor Jorge Bergoglio, que era el sucesor del cardenal Quarracino en la arquidiócesis de Buenos Aires, que le correspondía que fuera él quien hiciera esta columna. Monseñor Bergoglio, que todavía no era cardenal, le respondió que no, "pero le vamos a decir a Aguer que lo va a hacer muy bien".

"O sea que por ´culpa´" de Jorge Bergoglio estoy yo acá desde hace 20 años, haciendo lo que puedo, comentando la Doctrina de la Iglesia, situaciones de actualidad sobre las cuales hay que ofrecer un juicio católico, a veces tirando algunas pálidas y menos mal que después, al final del programa, viene el querido padre Mamerto Menapace con sus cuentos y sus chistes tan ingeniosos e instructivos".

Monseñor Aguer también explicó que el programa se realiza "a costa del esfuerzo de la gente que lo hace. Pienso sobre todo en Tito Garabal pero también pienso en todo su equipo: Chacho, María Paz, Liliana, Juan y tantos otros que tal vez no conozca pero que contribuyen para que ´Claves´ todos los sábados esté en la pantalla de los hogares argentinos y se difunda además, como me consta, en muchos lugares del mundo. Lo cierto es que ´Claves´ es el único programa de estas características que existe. 30 años y me constan los esfuerzos que hay que hacer para llevar adelante este programa", y concluyó explicando que para sostenerlo se necesitan más "avisadores que se sumen a los que ya lo ayudan".+

» Texto completo de la reflexión