Viernes 17 de septiembre de 2021

Miles de devotos piden pan y trabajo a San Cayetano

  • 7 de agosto, 2012
  • Buenos Aires (AICA)
Miles de devotos pedían hoy pan y trabajo a San Cayetano en el santuario de Liniers, donde a las 11 el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, presidió la misa central. El templo abrió sus puertas a la hora cero, donde los fieles esperaban en carpas hace semanas, pese al frío y la lluvia, para pedir trabajo o agradecer haberlo recibido. Los fieles forman dos filas, una para tocar el vidrio que protege la imagen del santo y otra para verlo de lejos. En medio del tañido de las campanas y el aplauso de los presentes, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Raúl Martín, bendijo el paso de los devotos. "Este un momento de alegría esperado por todo el pueblo", dijo el prelado. Hay misas a cada hora y bendición de objetos religiosos cada 15 minutos.
Doná a AICA.org
Miles de devotos pedían hoy pan y trabajo a San Cayetano en el santuario de Liniers, donde a las 11 el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, presidió la misa central.

El templo abrió sus puertas a la hora cero, donde los fieles esperaban en carpas hace semanas, pese al frío y la lluvia, para pedir trabajo o agradecer haberlo recibido.

En medio del tañido de las campanas y el aplauso de los presentes, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Raúl Martín, bendijo el paso de los devotos.

"Este un momento de alegría esperado por todo el pueblo", dijo el prelado.

La primera en ingresar fue Delia Noris Lencina, una peluquera que desde hace 28 años recorre de rodillas el trayecto desde el pórtico del templo hasta el lugar donde está emplazada la imagen el santo.

La mujer, con sombrero y cubierta por una bandera argentina, fue seguida por un grupo de personas con discapacidad en sillas de ruedas.

"Seguridad para todos, y trabajo para todos, que se abran muchas fábricas", dijo tras tocar la imagen del santo.

Minutos antes de la apertura del santuario, la banda de la Policía Federal interpretó el Himno Nacional y hubo fuegos de artificios.

Este año la profesión de fe lleva por lema "San Cayetano bendecí nuestra patria con pan y trabajo para todos".

Los peregrinos hacen dos filas ordenadas. Una que demandará más de doce horas para tocar la imagen ubicada en el costado derecho del templo, y otra que obligará a esperar al menos seis horas para verlo de lejos.

Desde las 4 y hasta las 23 se ofician misas a cada hora desde el altar levantado sobre la calle Cuzco.

También hay bendiciones de objetos y se reciben alimentos no perecederos y ropas para la Cáritas parroquial.

Unos 1.150 voluntarios laicos, un centenar de sacerdotes y 300 scouts asisten a los peregrinos y reparten pan, caldo y mate cocido.

Esta devoción popular también se repete en las 45 parroquias del país que llevan el nombre del santo del pan y del trabajo.

Las alternativas de esta fiesta en honor de San Cayetano pueden seguirse por FM Pan y Trabajo (107.1 Mhz).

Informes: www.sancayetano.org.ar .+