Miércoles 5 de octubre de 2022

Los obispos europeos convocaron a una Jornada de oración por Ucrania

  • 13 de septiembre, 2022
  • Bruselas (Unión Europea)
El 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, se celebrará una jornada de oración para invocar la paz en Ucrania, es la invitación desde la CCEE.
Doná a AICA.org

Los obispos de la Unión Europea convocaron para este miércoles una jornada de oración por Ucrania, en forma de adoración eucarística en todas las iglesias de Europa. 

Los prelados europeos unieron su voz a la del Papa en repetidas ocasiones para pedir el cese de las armas y el fin inmediato de la guerra en Ucrania

"El 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, siguiendo la invitación de monseñor Gintaras Grusas, arzobispo de Vilnius y presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), se celebrará una jornada de oración para invocar la paz en Ucrania. La adoración eucarística es la forma común de oración elegida para esta iniciativa", precisó en un comunicado.

Así, hicieron un llamamiento para que tanto religiosos, como sacerdotes y fieles se reúnan "de rodillas ante el Santísimo Sacramento" para rezar por la paz en Ucrania.

Este es, según sus promotores, un nuevo llamamiento con el que se pretende que los jefes de Estado y de Gobierno y la comunidad internacional hagan "todo lo que esté en su mano para poner fin a la guerra actual, que está destruyendo vidas y causa un sufrimiento incalculable".

La iniciativa denominada "cadena eucarística", está concebida como signo de la cercanía de la Iglesia a las víctimas de la guerra y a sus familias y es otra oportunidad para rezar por las víctimas de la guerra e invocar la paz en Ucrania.

Cercanía del Papa
Esta iniciativa se une al gesto concreto del Papa que, por cuarta vez, envió al cardenal polaco, Konrad Krajewski, limosnero pontificio, el encargado de cumplir las obras de caridad en nombre del Papa, a Ucrania.

Según informó la oficina de prensa del Vaticano, esta vez, viajará a las zonas de Odessa, Zhytoyr, Kharkiv y otros lugares del este de Ucrania para visitar y apoyar a varias comunidades de fieles, sacerdotes y religiosos, y a sus obispos. 

El Vaticano informó que estas personas llevan "más de 200 días permaneciendo en los lugares de su ministerio a pesar de los peligros de la guerra".

El Vaticano definió esta visita como "un viaje silencioso y evangélico", para estar con la gente que sufre, para rezar y consolar a cada uno de ellos, mostrando con su presencia que no están solos en esta situación que está trayendo sólo destrucción y muerte. El cardenal polaco llevará hasta Ucrania "ayudas concretas a través de las Cáritas de las distintas diócesis".+