Lunes 17 de junio de 2024

Los obispos españoles analizan con el Papa la situación de los seminarios

  • 28 de noviembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Los prelados serán recibidos este martes en el Vaticano por Francisco, para examinar juntos el informe realizado a comienzos de año, sobre 45 seminarios de España.
Doná a AICA.org

Los obispos españoles acuden al Vaticano este martes 28 de noviembre, invitados por el Dicasterio para el Clero y los Seminarios, para ser recibidos por el Papa Francisco con el fin de conocer las conclusiones del informe que analiza la situación de los seminarios españoles, realizado a comienzos de año.

Pese a los problemas de salud que ha presentado el pontífice como consecuencia de una “inflamación pulmonar", hasta el momento el encuentro con los obispos de la Conferencia Episcopal Española se mantiene en la agenda, dada la mejoría que presentó el Papa este lunes, ya sin fiebre.

El informe sobre los seminarios del país ibérico fue desarrollado entre los meses de febrero y marzo por los obispos uruguayos Milton Luis Tróccoli (titular de la diócesis de Maldonado-Punta del Este-Minas) y Arturo Eduardo Fajardo (obispo de Salto), con el objetivo de avanzar en la implantación del plan de formación sacerdotal de la Santa Sede ('Ratio Fundamentalis'), y que en la versión española se recoge en el documento 'Formar pastores misioneros'.

La reunión fue convocada por el prefecto Dicasterio para el Clero y los Seminarios, el surcoreano Lazzaro You Heung-sik, y esta cita llega después de que los dos obispos uruguayos visitaran los seminarios españoles, a petición de Francisco.

El plan de formación sacerdotal del Vaticano
El plan de estudios, aprobado por el Vaticano hace seis años, hace hincapié en que la formación de los futuros sacerdotes tiene que tener en cuenta cuatro grandes dimensiones: la humana, la intelectual, la espiritual y la pastoral. Además, implanta un nuevo curso introductorio o propedéutico, el seguimiento de la etapa pastoral y la formación permanente.

Otra de las cuestiones que plantea es la necesidad de un mínimo de jóvenes en un seminario, para que pueda haber vida comunitaria. En caso contrario, el documento propone explorar las vías de los seminarios interdiocesanos y de enviar a los seminaristas a otro más grande ya que, como argumentó el Papa Francisco, “un seminario de cinco candidatos no es un seminario, sino un movimiento parroquial”, y estimó entre 25 y 30 el número ideal de seminaristas.

La visita de los obispos españoles a Roma “tratará únicamente de los seminarios”
El flamante arzobispo de Mérida-Badajoz, monseñor José Rodríguez Carballo, aclaró a la prensa que, en el encuentro el martes con el Santo Padre, “no entrará la cuestión de los abusos” y reveló que el informe de los obispos uruguayos sobre los seminarios de España “quizá comporte alguna reforma estructural, como la unión de seminarios”, una medida cuyo objetivo sería “asegurar la mejor formación para los seminaristas”.

“Algunos medios de comunicación, quizá por falta de información, han mezclado este tema con el de los abusos, pero por lo que yo sé se va a tratar únicamente de los seminarios”, aseguró el que fue hasta hace poco tiempo secretario del Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada.

Según Rodríguez Carballo, la visita de los obispos españoles a Roma de este martes “se centrará en los retos de la admisión y el acompañamiento de la vocación de los futuros sacerdotes”, al hilo del informe de los obispos uruguayos tras su visita a los seminarios españoles.

Para Rodríguez Carballo, “no podemos sacrificar la formación de nuestros jóvenes solo por mantener estructuras. Las estructuras son válidas solo si sirven a las personas. Hay que mantener y poner al día las necesarias, crear otras que respondan a los signos de los tiempos, y suprimir aquellas que ya no responden a la realidad y que quizá nos hacen perder esfuerzo, tiempo y dinero”.

En España, la falta de vocaciones es un problema creciente en la Iglesia Católica, ya que actualmente hay un 40% menos de seminaristas mayores respecto a los últimos 20 años, mientras que el número de seminaristas en el último año no superó el millar, siendo la cifra más baja desde que hay registro.+