Miércoles 5 de octubre de 2022

Megaminería en Chubut: Obispos patagónicos acompañan la resistencia pacífica

  • 17 de diciembre, 2021
  • Comodoro Rivadavia (Chubut) (AICA)
Expresan su preocupación y asombro por la aprobación de la ley de zonificación minera avasallando el derecho ciudadano al debate, por lo que reclaman derogarla y convocan a la movilización popular.
Doná a AICA.org

Los obispos de la Región Patagonia Comahue titularon “A la violencia institucional, resistencia pacífica” una declaración en la que expresa su “preocupación y asombro” por la aprobación de la ley de zonificación minera en la provincia avasallando “el derecho ciudadano a un debate auténticamente democrático”. 

“Queremos acompañar a nuestro Pueblo en su reclamo. Entendemos que ante este atropello sólo es posible la movilización popular, pero les pedimos encarecidamente que sea pacífica”, sostuvieron, y pidieron: “Evitemos que el lógico enojo ante lo que se percibe, como acuerdos fuera de los ámbitos razonables de debate democrático, redunde en respuestas que comprometan patrimonio público/privado o atenten contra la vida y salud de otros”.

También urgieron a las autoridades a que “cese la represión a las manifestaciones populares”, al advertir que “el amedrentamiento con el uso de la fuerza es ilícita o roza la ilegalidad y enfrenta a unos con otros”, y consideran que el retorno de la paz social “sólo es posible” derogando la ley.

Firman la declaración monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, obispo de Comodoro Rivadavia; monseñor Esteban María Laxague SDB, obispo de Viedma; monseñor Juan José Chaparro CMF, obispo de San Carlos de Bariloche; monseñor Fernando Martín Croxatto, obispo de Neuquén; monseñor Jorge García Cuerva, obispo de Río Gallegos; monseñor José Slaby C.Ss.R, obispo prelado de Esquel; monseñor Alejandro Pablo Benna, obispo de Alto Valle del Río Negro); y monseñor Roberto Pío Álvarez, obispo auxiliar de Comorodo Rivadavia.

Texto de la declaración
A nuestro querido Pueblo del Chubut, con preocupación y asombro hemos asistido -con la aprobación de la ley de zonificación minera en la provincia del Chubut- al avasallamiento del derecho ciudadano a un debate auténticamente democrático. En donde se garantizara, entre otras cosas, un proceso que culminara con la obligatoria “licencia social”, los necesarios espacios de debate para encauzar dudas, objeciones y los aportes de organismos científicos como el CENPAT y la UNPSJB, etc. y la publicidad del día en que sería tratada la ley.

Queremos acompañar a nuestro Pueblo en su reclamo. Entendemos que ante este atropello sólo es posible la movilización popular, pero les pedimos encarecidamente que sea pacífica. Evitemos que el lógico enojo ante lo que se percibe, como acuerdos fuera de los ámbitos razonables de debate democrático, redunde en respuestas que comprometan patrimonio público/privado o atenten contra la vida y salud de otros.

También urgimos a las autoridades a que cese la represión a las manifestaciones populares. El amedrentamiento con el uso de la fuerza es ilícita o roza la ilegalidad y enfrenta a unos con otros.

Entendemos que para que vuelva la paz social sólo es posible que sea derogada la ley, y como lo vienen pidiendo los obispos del Chubut, iniciar un largo proceso de acuerdo que involucre a todas las partes.

Decimos No a este modo de devaluar las instancias que hacen legítima una ley, y lo hacemos acompañando a nuestro Pueblo y pidiéndole para que ese NO, activo y en las calles, sea pacífico.+