Viernes 28 de enero de 2022

Endepa afirma que la megaminería trae ultraje a pueblos indígenas

  • 20 de diciembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
En un comunicado junto con la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, suma su voz al reclamo de derogar la ley de zonificación minera en Chubut, por atentar contra el medioambiente y las comunidades.
Doná a AICA.org

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa) junto con la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen (CEPA) “abrazaron” al pueblo chubutense, y en especial al pueblo Mapuche Tehuelche que “a partir de esta ley de zonificación minera que la Legislatura de la provincia ha votado, vuelve a sufrir una vez más, el despojo, el ultraje y la violación de sus territorios, de su cosmovisión y el derecho a su autodeterminación”. 

“Somos testigos, lamentablemente, de demasiados ejemplos en nuestro país que demostraron que la minería a cielo abierto no es sustentable, ni responsable; no trae desarrollo ni progreso sino despojo para los pueblos, y sólo beneficia a las empresas multinacionales que dejando delitos ambientales a su paso por los países donde llevan adelante sus proyectos, buscan instalarse en países como los nuestros donde la corrupción y complicidad política les permite avanzar y atropellar derechos adquiridos”, subrayaron en un comunicado. 

Asimismo, expresaron estar junto al pueblo chubutense que reclama a la Legislatura de la provincia “la urgente derogación de esta ley contraria a toda la legislación nacional e internacional vigente en materia del cuidado del ambiente”.

“Que se respete la voluntad popular. Exigimos al gobierno de la provincia el cese de la represión y hechos de violencia; que a través de la derogación de esta ley injusta y arbitraria vuelva a construirse el diálogo y la paz”, concluyeron.

Firman el comunicado, monseñor Luis Antonio Scozzina OFM, obispo de Orán y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen, y Rodolfo Fernández, coordinador nacional de Endepa.

Texto del comunicado
Desde el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen -ENDEPA- junto a la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen (CEPA), queremos en primer lugar abrazar al Pueblo Chubutense y de manera especial al Pueblo Mapuche Tehuelche que a partir de esta ley de zonificación minera que la legislatura de la provincia ha votado, vuelve a sufrir una vez más, el despojo, el ultraje y la violación de sus territorios, de su cosmovisión y el derecho a su autodeterminación. 

Es inconcebible que la legislatura Chubutense, en plena vigencia del Acuerdo de Escazú, cometa tantas arbitrariedades jurídicas que son plenamente inconstitucionales; además del incumplimiento del Art 75, inc 17 que obliga a los estados a “asegurar la participación de los Pueblos Indígenas en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten” y el Convenio 169 de la OIT que obliga a su vez a que la consulta sea libre, previa e informada. 

Somos testigos, lamentablemente , de demasiados ejemplos en nuestro país que demostraron que la minería a cielo abierto no es sustentable, ni responsable; no trae desarrollo ni progreso sino despojo para los pueblos, y sólo beneficia a las empresas multinacionales que dejando delitos ambientales a su paso por los países donde llevan adelante sus proyectos, buscan instalarse en países como los nuestros donde la corrupción y complicidad política les permite avanzar y atropellar derechos adquiridos. 

Nos preguntamos una vez más: 

- ¿A quién benefician estas leyes, que se aprueban “entre gallos y medianoche”, y a espaldas de dos iniciativas populares presentadas por el pueblo chubutense que exigen el NO a la MINA?

- ¿Cómo pueden 14 diputados decidir sobre un tema donde se juega la VIDA, la SALUD, el AGUA, la SOBERANIA, el FUTURO de las próximas generaciones, por encima de la firme decisión del Pueblo Chubutense que desde hace casi 20 años viene manifestando su disconformidad con la zonificación y dio probadas razones de su rechazo?

- “No hay Paz sin Justicia”… (Juan Pablo II)… Si las leyes son contrarias a la voluntad de los Pueblos, se vuelven inmorales e inconstitucionales; y el acto de mayor justicia es derogarlas y no darle la espalda a los Pueblos.

- El Estado está siendo responsable de todo lo que pasa y seguirá pasando en Chubut.

Junto al Pueblo Chubutense reclamamos a la Legislatura de la provincia la URGENTE DEROGACION de esta ley contraria a toda la legislación nacional e internacional vigente en materia del cuidado del ambiente. Que se respete la voluntad popular. Exigimos al gobierno de la provincia el cese de la represión y hechos de violencia; que a través de la derogación de esta ley injusta y arbitraria vuelva a construirse el diálogo y la paz.

Más información en www.endepa.org.ar y redes sociales.+