Miércoles 17 de julio de 2024

Llamamiento del Papa por Sudán

  • 2 de junio, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco pidió que "callen las armas y, con el compromiso de las autoridades locales y de la comunidad internacional, se ayude a la población y a los numerosos desplazados".
Doná a AICA.org

En uno de los mensajes luego del rezo del Ángelus dominical, el Papa Francisco hizo un llamamiento por Sudán, país africano afectado hace ya más de un año por un conflicto bélico que derivó en una crisis humanitaria. 

"Invito a rezar por Sudán, donde la guerra que dura desde hace más de un año aún no ha encontrado una solución pacífica. Que callen las armas y, con el compromiso de las autoridades locales y de la comunidad internacional, se ayude a la población y a los numerosos desplazados; que los refugiados sudaneses encuentren acogida y protección en los países vecinos"

Francisco se dirigió también a los responsables políticos de todo el mundo, con el fin de que se hagan esfuerzos en favor de la paz, especialmente en aquellos países hacia los que el Papa dirige siempre su pensamiento.

“No olvidemos a la atormentada Ucrania, Palestina, Israel, Myanmar. Apelo a la sabiduría de los gobernantes para que cese la escalada y se haga todo lo posible en el diálogo y la negociación”, manifestó.

La crisis de Sudán
Sudán vive desde abril de 2023 una dramática crisis humanitaria como consecuencia de la guerra, que está provocando, según las organizaciones internacionales, ‘un escenario de pesadilla’ en el que la hambruna se extenderá a amplias zonas del país.

“Cada vez más personas huirán a los países vecinos en busca de medios de subsistencia y seguridad”, explicó el Comité Permanente entre Organismos de la ONU, que además afirmó que “cada vez más niños sucumbirán a las enfermedades y la desnutrición”. 

El llamamiento del Foro de Coordinación Humanitaria, para el que 18 millones de personas padecen hambre y 3,6 millones de niños malnutrición, consiste en un alto el fuego inmediato, la protección de los civiles y el fin de las violaciones de los derechos humanos, así como “el acceso sin trabas a través de todas las rutas transfronterizas” de la ayuda humanitaria a los civiles.

La fuerza motriz del conflicto en ese país africano, que ya se cobró miles de vidas y ha desplazado a millones de personas y refugiados, son el ejército del general Abdel Fattah al-Burhane y las paramilitares opositoras Fuerzas de Apoyo Rápido (FPR), bajo el mando del general Mohamed Hamdane Daglo.+