Sábado 20 de abril de 2024

Líderes religiosos reiteran el llamado a cesar la escalada de violencia en Tierra Santa

  • 3 de marzo, 2023
  • Jerusalén (Israel) (AICA)
Los Patriarcas y Jefes de las Iglesias de Jerusalén emitieron una segunda declaración esta semana expresando su preocupación por los episodios de violencia entre israelíes y palestinos.
Doná a AICA.org

A raíz del último episodio de violencia mortal en Tierra Santa, los Patriarcas y los Jefes de las Iglesias en Jerusalén emitieron una nueva declaración este miércoles 1 de marzo instando una vez más a la reducción de la tensión y pidiendo una solución duradera al conflicto israelí-palestino.

El hecho que los llevó a publicar el comunicado ocurrió el pasado domingo 26 de febrero, cuando docenas de israelíes acudieron a una manifestación en la ciudad palestina de Huwara, cerca de Naplusa, matando a un hombre, hiriendo a decenas de personas con barras de hierro y gases lacrimógenos, y prendiendo fuego decenas de edificios y automóviles.

Esto se produjo como represalia después de que un palestino armado matara a dos israelíes cerca de la misma ciudad, en respuesta al asesinato de once palestinos en Naplusa la semana anterior.

Según la declaración, “estos dolorosos acontecimientos hacen que sea cada vez más necesario no solo calmar inmediatamente las tensiones de palabra y obra, sino también encontrar una solución más duradera al conflicto entre Israel y Palestina, de conformidad con las resoluciones y leyes internacionales”.

Los Patriarcas y Jefes de las Iglesias de Jerusalén concluyeron la declaración con una oración: “Con todas las personas de buena voluntad, roguemos al Señor por la paz y la justicia en nuestra amada Tierra Santa, donde todos siguen afligidos por este doloroso y prolongado conflicto.”

El llamamiento sigue a la declaración que emitieron el 29 de enero en la que instaban a todas las partes a “practicar la moderación y el autocontrol”, advirtiendo que la escalada de violencia “casi con seguridad traerá más atrocidades y angustia”.

En una declaración anterior en diciembre de 2022, la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa (ACOHL) expresó su esperanza de que el nuevo gobierno de coalición de extrema derecha liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu traería "estabilidad política", al tiempo que expresó su preocupación por el “deterioro gradual de la situación social y política general” en la región.

Durante el rezo del Ángelus del domingo 26 de febrero, Francisco también denunció la nueva escalada y volvió a hacer un llamamiento al diálogo para que palestinos e israelíes “encuentren el camino de la fraternidad y la paz, con la ayuda de la comunidad internacional”.+