Jueves 29 de septiembre de 2022

La Patagonia "vibra" por San Juan XXIII y San Juan Pablo II

  • 30 de abril, 2014
  • Neuquén (AICA)
La Pastoral de Comunicación Social Patagonia-Comahue aseguró que la reciente canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II tiene resonancias especiales en la región más austral del mundo y mucha, porque "la Patagonia vibra de un modo especial por estos dos pastores santos". "Dos grandes santos fueron reconocidos y proclamados por la Iglesia el Domingo de la Misericordia. Dos grandes intercesores, padres, maestros y modelos de humanidad y de santidad que, como expresara el papa Francisco: ?Tienen mucho que decirle a la Iglesia de hoy?".
Doná a AICA.org
La Pastoral de Comunicación Social Patagonia-Comahue aseguró que la reciente canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II tiene resonancias especiales en la región más austral del mundo y mucha, porque "la Patagonia vibra de un modo especial por estos dos pastores santos".

"En primer lugar, les debemos la creación de cuatro de las siete diócesis patagónicas (Juan XXIII erigió las iglesias particulares de Neuquén y Río Gallegos, en 1961; Juan Pablo II las de Alto Valle y San Carlos de Bariloche, en 1993)", recordó en un comunicado.

"Juan Pablo II, además, beatificó a los dos primeros beatos de la Patagonia: Laura Vicuña en 1988 y Don Artémides Zatti en 2002. Unos pocos años antes, en 1987, se había convertido en el primer sucesor de Pedro en visitar estas tierras: llegó ?a las puertas de la Patagonia?, a la ciudad de Viedma, sede episcopal de la más antigua diócesis del sur argentino, y también llegó a la Patagonia chilena por la ciudad de Punta Arenas", agregó.

Los comunicadores patagónicos indicaron también que Juan Pablo II "rezó por la paz entre ambos pueblos hermanos, y medió para llegar a un tratado definitivo de paz y fraternidad que ayudara, además, ante un eventual conflicto futuro".

"Dos grandes santos fueron reconocidos y proclamados por la Iglesia el Domingo de la Misericordia. Dos grandes intercesores, padres, maestros y modelos de humanidad y de santidad que, como expresara el papa Francisco: ?Tienen mucho que decirle a la Iglesia de hoy?. ¡Ojalá acojamos su mensaje hecho palabras, pero sobre todo hecho vida entregada por el Evangelio!", concluyeron.+