Miércoles 17 de julio de 2024

La imagen de la Virgen María que llegó a Mongolia antes que los misioneros

  • 25 de agosto, 2023
  • Ulán Bator (Mongolia) (AICA)
La estatua de la Virgen, en la catedral de Ulán Bator, fue encontrada por una señora en Darjan, hace unos 15 años, cuando aún no había cristianos en esa parte de Mongolia.
Doná a AICA.org

A pocos días del inicio de la visita apostólica del Papa Francisco al país asiático, del 31 de agosto al 4 de septiembre, el padre Leung Kon Chiu, salesiano de Hong Kong, evoca la sugerente historia de la estatua de la Virgen María, presente en la catedral Ulán Bator, que simboliza el camino de la pequeña comunidad católica mongola.

La imagen fue encontrada en un vertedero hace más de quince años por una señora de Darjan en el norte de Mongolia. La mujer la recogió y la colocó en el mejor sitio posible de su Ger, el hogar tradicional mongol. Lo curioso es que no se sabe de dónde procedía la estatua de María encontrada en el vertedero. En el momento de su descubrimiento, no había cristianos en esa parte de Mongolia. Los misioneros salesianos llegaron a Darjan varios años después. 

En 2013 la imagen de la Virgen fue descubierta en la Ger de la señora por una religiosa, también salesiana: “Si lo que dijo la señora es verdad, encontró esta estatua de la Virgen antes de que nosotros, sacerdotes y monjas, llegáramos a Darjan. Así que esta Virgen llegó hasta aquí antes que nosotros. Podríamos decir que nos preparó el terreno. Y así, el hecho de que estemos aquí es una gracia de Nuestra Señora”.

También hablaron con el Papa sobre la estatua de Darjan y el obispo Giorgio Marengo, prefecto apostólico de Ulán Bator, pidió colocarla en la catedral. La imagen mariana se convirtió en “un símbolo de nuestra Iglesia católica en Mongolia”. La llaman Madre Celestial y monseñor Marengo anunció un Año de Nuestra Señora de Mongolia que finalizará el 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción. 

La evocadora historia de la estatua mariana encontrada en el vertedero de Darjan viene narrada en el sexto vídeo-reportaje elaborado para la Agencia Fides por Teresa Tseng Kuang yi con motivo del viaje del Papa Francisco a Mongolia.

En el video, el padre Leung Kon Chiu menciona las obras iniciadas y realizadas en Mongolia por los misioneros de la Obra Salesiana de San Juan Bosco como las escuelas profesionales, - muy apreciadas por las autoridades civiles -, los cursos de inglés e informática, una granja para enseñar métodos actualizados de producción agrícola, obras de asistencia a los niños de la calle en Ulán Bator o la parroquia de Darjan dedicada a Santa María Auxiliadora. Como salesiano, la mirada del padre Leung también habla de uno de los famosos sueños de Don Bosco, que también incluía Mongolia.

El salesiano asegura que los sueños de Don Bosco “no eran meros sueños”. En uno de ellos, el santo piamontés dijo que vio florecer gloriosamente el catolicismo en un país “muy antiguo y muy grande”, gracias al trabajo de los misioneros “que partieron a Tartaria”. El padre Leung recuerda que Tartaria “es un nombre antiguo de Mongolia". 

La próxima visita del Papa Francisco a Ulán Bator es vista como un “signo de Dios” por el misionero salesiano quien añade: “Sobre qué exactamente no puedo decirlo, porque no lo sé. Pero creo que la historia nos lo dirá”.+

Mongolia es el decimonoveno país más grande, con 1.564.116 km², pero también el menos densamente poblado del mundo: el país está dominado por estepas y montañas al norte y oeste, y el desierto de Gobi al sur. De los 3,1 millones de habitantes, existe una alta tasa de nómadas y seminómadas, que ronda un 30%. 

Un 90% de los habitantes son de la etnia mongol, con una minoría de etnias túrquicas como el kazajo. El budismo tibetano es la religión mayoritaria del país, siendo junto con Bután las únicas naciones independientes donde este budismo es predominante.+