Jueves 29 de septiembre de 2022

La Iglesia en Buenos Aires hará un Gesto Misionero de Ramos por la paz

  • 5 de abril, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Participará la comunidad arquidiocesana saliendo los días 8, 9 y 10 de abril a las calles del "gran santuario" que es la Ciudad, para bendecir y con la súplica orante: "Cristo quiere la paz".
Doná a AICA.org

La comunidad arquidiocesana de Buenos Aires -sacerdotes, diáconos, laicos y religiosos- abrirá la Semana Santa con un Gesto Misionero de Ramos, que se realizará los días 8, 9 y 10 de abril y consistirá en salir a las calles a bendecir a comercios y transeúntes en el “gran santuario” que es la Ciudad.

La Vicaría de Pastoral explicó que la idea fuerza junto a la súplica orante es: "Cristo quiere la paz" y estará movilizado por el mensaje del papa Francisco para este tiempo difícil de la humanidad: “A la voz del pueblo común, que implora el fin de la guerra. En nombre de Dios, que se escuchen los gritos de los que sufren y que cesen los bombardeos y los ataques. Que haya un enfoque real y decisivo en la negociación, y que los corredores humanitarios sean efectivos y seguros. En nombre de Dios, les pido: ¡detengan esta masacre!”.

A modo de propuestas misioneras junto a todas las iniciativas que se hacen en las distintas vicarias, decanatos, parroquias, comunidades escolares, religiosas y movimientos eclesiales, sugirió:

Salidas o puestos misioneros

  • Potenciar los signos litúrgicos propios de este tiempo, llevando a la misión: la imagen de la Virgen María, una cruz, el agua bendita, un cirio grande, un pan grande, o un cáliz, o una estola sacerdotal.
  • Proponer los gestos de bendición con el deseo de la paz y saludo pascual. Por ejemplo que las personas que se acerquen reciban la bendición de manos de un ministro o que simplemente se santigüe con el agua bendita deseando la paz.
  • Rezar una decena del santo Rosario pidiendo por el don de la paz. Estampas con oración de pedido de la paz.
  • Promover la anotación de intenciones espontaneas de la gente con el deseo de la paz: paz mundial, nacional, familiar y espiritual.
  • Invitar a las celebraciones litúrgicas propias de Semana Santa con un gesto de hospitalidad o bienvenida: “Si desea…lo espero”.
  • Visitar lugares posibles de misión: casas particulares, hogares de ancianos, comedores, etc. con el saludo de paz: “¡La Paz esté con ustedes!” o como decía San Francisco de Asís: “Paz y bien”.

Gestos misioneros familiares

  • Proponer algunas de las oraciones o celebraciones que se sugiere el Secretariado Nacional de Liturgia (Senali) – "Celebrar y orar en casa” (www.liturgiacea.org).
  • Regalar un ramo de olivo a algún familiar, especialmente si está enfermo o es mayor de edad.
  • Rezar y buscar las reconciliaciones de los vínculos familiares con gestos de paz y cercanía.
  • Aportar la ofrenda de las privaciones del tiempo de Cuaresma en el Gesto Solidario Arquidiocesano.
  • Visitar alguna persona de la familia o del barrio que esté viviendo sola; previo llamado o contacto de cercanía, identificándose de manera clara.
  • Proponer y asumir el precepto de la Iglesia: disponiendo nuestro corazón al arrepentimiento y acudir al sacramento de la Reconciliación. Así también poder participar de la Pascua del Señor comulgando en la Eucaristía.
  • Comida familiar del Jueves Santo: alguno de la familia realice la bendición de la mesa recordando el gesto de entrega del Señor Jesús en la Última Cena. Si alguno desea y sabe puede agregar alguna canción especial para el momento (“En memoria tuya”, “Ustedes son mis amigos”, etc.). Rezar por las vocaciones en la Iglesia y por la paz en el mundo.
  • Viernes Santo: explicar a los que no sepan porque se hace ayuno y abstinencia. Promover el gesto tierno de la señal de la cruz en la frente. Invitar alguna persona conocida a visitar algún templo o celebración.
  • Sábado Santo: proponer a la familia, haciendo participar también a los niños y adolescentes, a mantener durante gran parte del día un clima de mayor tranquilidad y silencio, sin gritos ni grandes discusiones. Ambientar la casa con algún signo de esperanza: un cirio en un altar familiar, elegir alguna música sagrada, recopilar fotos familiares de momentos intensos compartidos, compartir anécdotas de vida.
  • Domingo de Pascua: promover un almuerzo más amplio, en tiempo y/o en comensales; algún regalo o gesto para los más pequeños, dándole la posibilidad que bendigan la mesa familiar. Agregar al altar familiar una frase o saludo pascual: “Cristo quiere la Paz”, “La Paz para todos”, etc. Visitar o llamar algún familiar que está lejos o imposibilitado de estar a la mesa, deseándole la paz.
  •  Dar a conocer y difundir el saludo pascual del arzobispo, cardenal Mario Aurelio Poli, que se pasará por las redes sociales y los medios masivos de comunicación: “Jesús Resucitado quiere la paz”.

Gestos Misioneros en las Celebraciones Comunitarias

  • En las celebraciones previstas de Semana Santa procurar tener “ostiarios”, hombres y mujeres que den la bienvenida media hora antes y durante las celebraciones.
  • Incluir en los guiones de las celebraciones la búsqueda de la paz y especialmente en la oración de los fieles la mención del pedido por la paz mundial como el fortalecer los vínculos de amistad social.
  • En el momento de la misa donde se menciona a los difuntos, tener en cuenta los fallecidos en tiempo de pandemia y los muertos por las consecuencias de las guerras.
  • Mantener la mayor cantidad de tiempo posible abierto los templos y lugares sagrados para que la gente pueda ingresar a rezar. Y es conveniente que esté algún servidor haciendo la acogida cordial.

“Seguramente habrá mucha más creatividad en las propuestas que se compartan en las comunidades y movimientos eclesiales”, destacó la Vicaría de Pastoral. No obstante, exhortó a que por lo medios posibles (avisos, redes sociales, etc.) puedan promover los gestos misioneros en especial los que se sugieren para la familia, dado que ella es "el primer lugar de evangelización".+