Martes 28 de mayo de 2024

Se inauguró una escuela para los barrios populares de Ciudad Evita

  • 14 de marzo, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
La obra se realizó en conjunto con la Congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones y cuenta con nivel inicial, primario, medio y para adultos.
Doná a AICA.org

El lunes 11 de marzo, la parroquia Beato Enrique Angelelli y Mártires Riojanos, de la diócesis de San Justo, inauguró una nueva escuela en el barrio 22 de Enero, en La Matanza, para los barrios populares de Ciudad Evita. En el edificio, el cual se describe como "una hermosa construcción", funcionará el nivel inicial, el primario, el secundario y el de adultos.

La escuela es resultado del trabajo conjunto realizado por la diócesis de San Justo y la Congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones, a través de la Fundación Concordia Argentina de dicha Congregación, y lleva el nombre de “Gabriel Longueville y Mártires Riojanos”, por un sacerdote francés misionero en La Rioja. 

En la inauguración estuvieron presentes monseñor Eduardo García, obispo de San Justo; autoridades del Ministerio de Educación de la Provincia y de la Municipalidad de La Matanza, junto a los sacerdotes, laicos, y vecinos de la zona. Asimismo, participó del acto Fernanda Miño, quien hasta el 2023 estuvo al frente de la Secretaría de Integración Socio Urbana (SISU) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, entidad que aportó los recursos para la construcción de la escuela.                       

Además, participaron representantes de Cáritas Nacional, de la Junta de Educación Católica de la Diócesis de San Justo, los trabajadores de la construcción, organizaciones diversas y amigos de los Misioneros de los Sagrados Corazones, que se encuentran al frente de esta obra educativa en representación del Obispado de San Justo.

“Voy con vos” es el lema que acompaña este proyecto educativo, y la animación está a cargo de la parroquia -por medio de un equipo de laicos-, de los Misioneros de los Sagrados Corazones y de las Hijas de María Auxiliadora, que son dos congregaciones presentes en el barrio desde hace treinta años.

El padre Daniel Echeverría, párroco solidario junto al padre Anaclet Mbuguje, además de agradecer la labor educativa de las salesianas, miembros de la congregación fundada por el gran educador san Juan Bosco, recordó también a las Religiosas de San José -que animaron durante veinticinco años la Comunidad de Santa Clara-, particularmente a la Hermana Hilda Moschén, educadora y alfabetizadora de adultos.

Al finalizar el acto, monseñor García -quien sobre sus hombros llevó una estola que perteneció al mártir Gabriel y que su familia le obsequió a la parroquia- dirigió unas palabras a los presentes y bendijo las nuevas instalaciones.  

Sobre la obra de la escuela "Gabriel Longueville y Mártires Riojanos"
Desde la diócesis y la congregación de los Sagrados Corazones, compartieron que  “´Gabriel Longueville y Mártires Riojanos´, es el nombre que hemos elegido para esta escuela. Es el nombre de un sacerdote francés y misionero en La Rioja. Un sacerdote con espíritu comunitario, integrante de un grupo de seguidores de Jesús de Nazaret que, como Él, dieron su vida por la justicia y por la dignidad de su pueblo”. 

A su vez, compartieron que el lema “Voy con vos”, es lo que le dijo "el Padre Gabriel Longueville a su amigo, el franciscano Carlos Murias, en un momento dramático de nuestra historia Argentina, a pocos meses de realizado el último golpe de Estado que azotó nuestra Patria".

“Quisimos ponerle el nombre de ese mártir de la Rioja, del grupo de nuestros mártires compañeros de Enrique Angelelli, porque queremos que esta escuela no deje solo a nadie, que no deje solos a los chicos y chicas, que no deje solos a los maestros y maestras, que no deje solos a estos barrios que forman nuestra Ciudad Evita Popular, nuestras barriadas matanceras”, expresaron.

"Esta Escuela es parte del sueño de las familias que hace 38 años empezaron a habitar estas barriadas matanceras y, sobre todo, el sueño de las vecinas de estos barrios. Un sueño que es un derecho, que hoy se hace realidad ante nuestros ojos".

Luego, compartieron la historia del proyecto: "A principio del año 2022, el Ministerio de Educación de la Provincia convocó a sacerdotes matanceros para pedirnos que ayudemos a que el Estado llegue a todos los barrios con propuestas educativas. Desde hace un tiempo atrás, la parroquia y el Ministerio venimos caminando juntos, para concretar este sueño y para seguir ampliando derechos para todos y todas".

Por último, expresaron: "Una escuela más que se abre es una apuesta por los derechos, por el futuro, por las infancias, por la vida. Se abre una escuela cuando hay esperanza de que la vida puede crecer y las nuevas generaciones van a hacer mejor nuestro mundo. Muchas personas hicieron posible este sueño, que hoy es un derecho garantizado. +