Sábado 13 de agosto de 2022

Inauguraron la ermita en honor de Ceferino Namuncurá en Bahía Blanca

  • 1 de septiembre, 2021
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
La Arquidiócesis de Bahía Blanca inauguró la capilla en honor al futuro beato Ceferino Namuncurá, el pasado 26 de agosto en el día de su fiesta.
Doná a AICA.org

En honor al beato Ceferino Namuncurá inauguraron una ermita para reflejar su devoción por el salesiano en la arquidiócesis de Bahía Blanca. Fue el pasado 26 de agosto en la capilla San Juan Evangelista y Caferino Namuncurá perteneciente a la comunidad Nuestra Señora de Luján. 

En declaraciones a  Es por Cristo, Cristina Barraza, catequista de la parroquia, destacó que inaugurar la ermita a Ceferino significó “concretar un sueño de toda la comunidad”. En cuanto a esto, explicó, cuando se había inaugurado la capilla en 2002, el padre Tomás Salvi SDB, había querido ponerle el nombre de Ceferino, pero, como en ese momento no estaba beatificado, no estaba permitido. “Se decidió ponerle San Juan Evangelista, y ahora tiene dos patronos”, observó.

La historia continuó. “En el 2016, con el padre Darío Nicoloff como párroco de Nuestra Señora de Luján y de toda nuestra comunidad, se le pudo agregar el nombre Ceferino a nuestra capilla”, agregó. 

En cuanto a la inauguración de la ermita que tuvo lugar días atrás, la catequista señaló: “Fue una ceremonia muy bonita. El padre Juan Redel es el sacerdote que nos acompaña. La ermita está ubicada en una esquina del patio de la capilla que da a la calle con una buena iluminación, por lo que a la noche se la puede ver”. 

Barraza advirtió que la construcción de la capilla “demandó mucho trabajo y tiempo”. Y subrayó con alegría: “El 26 de agosto del año pasado colocamos la piedra fundamental y habíamos prometido que el 26 de agosto de 2021 estaría construida la ermita y así fue”. 

La inauguración contó con la asistencia de “un familiar de Ceferino”. “No un familiar directo, pero sí la esposa de un sobrino de Ceferino que nos trajo la matra que cubrió el ataúd de Ceferino cuando fue trasladado desde Fortín Mercedes a San Ignacio. Así que la tuvimos ahí junto con unas fotografías originales”, detalló.

Además, mencionó que el sobrino del beato mapuche es “Marcelo Namuncurá, sobrino de Ceferino, de profesión carpintero, hijo de Aníbal,  hermano de Ceferino, quien “nos donó el portón de madera que tenemos y algunos muebles más. Estamos muy felices por todo esto. Y seguiremos trabajando para servir a la comunidad y ser útiles, como decía el beato”. 

“Ha sido un gran día, una bendición que a pesar de ser un día laboral nos acompañó mucha gente: familias de la catequesis, gente mayor de la comunidad y de este familiar que se enteró del proyecto, gente que colaboró con donaciones que nos anima a seguir adelante, a ser fuertes, perseverantes y valientes como fue Ceferino”, concluyó Barraza.+