Sábado 29 de enero de 2022

Hay un día en el que se reza por los que rezan

  • 20 de noviembre, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
Con el propósito de concientizar al pueblo cristiano sobre la importancia de la vida contemplativa, Mons. Antonio Baseotto acaba de dar a luz una guía titulada Vida contemplativa en la Argentina con los datos de 20 Órdenes monásticas femeninas y 6 masculinas y sus 76 monasterios y abadías. Se trata -dijo el obispo- de una cita discreta y silenciosa con quienes discreta y silenciosamente oran por toda la Iglesia y la Humanidad".
Doná a AICA.org
Desde la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra el 1° de enero, hasta el Día universal de Acción de Gracias el último jueves de noviembre, la Iglesia dedica 16 días en el año para pedir a los fieles que recen de una manera especial por las intenciones que señala para esos días.

Entre esas fechas está el 8 de septiembre, Jornada Nacional de la Vida Consagrada, día dedicado a orar en nuestro país por las mujeres y los hombres que consagraron sus vidas en las 353 órdenes y congregaciones masculinas y femeninas que desarrollan sus más diversos carismas en unas 2.630 casas y comunidades a lo largo del país, además de los 88 institutos seculares y otros institutos de vida consagrada, según los datos de la Guía Eclesiástica Argentina editada por la agencia AICA.

"Las diversas formas de Vida Consagrada son para todo el Pueblo de Dios una gracia con la que el Señor nos bendice a cada generación cristiana. Efectivamente, son visibles y palpables los espacios en los que el ardor misionero de una evangelización eclesial explícita, el trabajo educativo con niños y jóvenes, la solicitud caritativa hacia los pobres, los enfermos o los ancianos, llenan hermosas páginas de testimonio evangélico", manifestó el obispo castrense emérito y exobispo de Añatuya, monseñor Antonio Juan Baseotto CssR, miembro de la Comisión de Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Argentina, en declaraciones a AICA.

La vida contemplativa en la Argentina
"Pero hay -añadió monseñor Baseotto- una presencia especial que por su peculiar índole, la Iglesia quiere subrayar de un modo particular: son los monjes y monjas contemplativos. En nuestro medio son muy poco conocidos los monasterios y, sobre todo, el sentido que tiene la vida consagrada con este específico carisma.

Precisamente con el propósito de concientizar al pueblo cristiano sobre la importancia de la vida contemplativa, monseñor Baseotto acaba de dar a luz una guía titulada Vida contemplativa en la Argentina con los datos de 20 Órdenes monásticas femeninas y 6 masculinas y sus 76 monasterios y abadías. Se trata -dijo el obispo- de una cita discreta y silenciosa con quienes discreta y silenciosamente oran por toda la Iglesia y la Humanidad".

La vida contemplativa, explicó monseñor Baseotto, "es una vocación poco conocida y entendida en el mundo de hoy, tan aferrado a sus comodidades, su libertad de movimientos y su utilitarismo.

Para todas las formas de Vida Consagrada existe ya una jornada mundial el 2 de febrero, y una nacional el 8 de septiembre, pero para los contemplativos la Iglesia señala una fecha propia que es la Jornada Pro Orantibus, la Jornada para rezar por los que rezan.

Fue establecida por el papa Pío XII para ser celebrada el 21 de noviembre, día en el que la Iglesia celebra la Presentación de María en el Templo. Por diversas circunstancias, en algunas naciones se eligió otra fecha. Esta Jornada se celebra para orar por quienes se han consagrado a Dios con ese carisma: para que sean fieles a él, para que tengan vocaciones y para que el pueblo de Dios conozca y valore esa riqueza de la Iglesia.

"Entre nosotros -señaló monseñor Baseotto- esta Jornada pro Orántibus aún no ha llegado a ser conocida y celebrada como corresponde. Con ese fin hemos elaborado esta publicación y la damos a conocer en esta fecha.

"Estamos en una etapa crítica de la vida de la Iglesia en el ´Occidente Cristiano´. La fe ha ido apagándose. La familia ha perdido consistencia y fecundidad. La mentalidad del mundo se ha ido infiltrando en nuestras comunidades, donde se va perdiendo el sentido de la vida a la luz de la fe. Basta observar las familias y la mentalidad de la juventud.

"La familia en nuestra patria sufrió la primera herida grave con la ley del divorcio. Le siguió la aceptación del matrimonio igualitario, es decir: ´contra naturam´, los jóvenes que viven en pareja y no contraen matrimonio, el clima de control de la natalidad, la campaña sistemática, agresiva y perseverante en pro del aborto. Esta realidad nos pone ante una familia débil, infecunda, sin sentido religioso.

"Estos hechos van a producir una reacción en las nuevas generaciones. Y la reacción generalmente busca lo que más frontalmente se opone al mal que se combate. En el contexto de la vida consagrada, el carisma, el estilo de vida que más responde a este desafío es sin duda la vida consagrada a Dios en la clausura. En las demás expresiones de consagración (valiosas, sin duda) el signo no es tan frontal, ni tan elocuente.

"De ahí que para ofrecer a las nuevas generaciones el ámbito donde canalizar correctamente esa "protesta" frente a la descristianización, es la vida consagrada claramente a Dios, como es la vida de una monja o un monje de clausura. La oración bien vivida, el trabajo en el silencio impregnado de Dios, la austeridad de vida. Es el camino para vivir ese testimonio que necesita hoy el hombre. Y es esa plenitud que da la total consagración en el silencio, en la soledad, que brinda la clausura.

"Saber cómo son nuestros monasterios, cómo viven (y cómo deben vivir), puede ofrecer aire renovado a la vida de la Iglesia.

"Esta publicación quiere ser un estímulo para que los monjes y las monjas vivan fielmente su vocación, ya que la Iglesia los necesita como un organismo vivo necesita el corazón. Y quiere ser para todos los miembros de la Iglesia la presentación de este órgano vital, que tal vez no conocen suficientemente. Y para las generaciones que están en búsqueda, el ámbito en el que su búsqueda encuentra respuesta en una fuente auténtica".

Informes: AICA ? Bolívar 218, 3er. piso (1066) Buenos Aires ? Tel. (011) 4343-4397; correo electrónico: administrador@aica.org / suscripciones@aica.org; Oficina del Libro (CEA): Suipacha 1032 ? (1008) Buenos Aires ? Tel. (011) 4328-0859 int. 138
correo electrónico: libro@cea.org.ar / ventas@cea.org.ar.+