Jueves 13 de junio de 2024

Guerra en Ucrania: el Papa pide tener el valor de negociar

  • 10 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"En la guerra de Ucrania, hay muchos que quieren actuar como mediadores. Turquía se ofreció a ello y otros también. No tengan vergüenza de negociar antes de que las cosas empeoren", sugirió Francisco.
Doná a AICA.org

Vatican News reproduce la entrevista que el Papa Francisco mantuvo con la Radio Televisión Suiza (RSI), anticipada hoy por algunas agencias, que la emisora suiza transmitirá el 20 de marzo. En ese conversación, grabada en febrero, el pontífice se refiere principalmente a la guerra en Ucrania y a lo que sucede entre israelíes y palestinos, en particular en Gaza.

Ante la pregunta acerca de que "en Ucrania hay quienes piden el coraje de la rendición, de la bandera blanca. Pero otros dicen que esto legitimaría a los más fuertes. ¿Qué opina?", el Papa respondió: "Es una interpretación. Pero creo que son más fuertes quienes ven la situación, quienes piensan en el pueblo, quienes tienen el coraje de izar la bandera blanca y negociar. Y hoy se puede negociar con la ayuda de las potencias internacionales. La palabra negociar es una palabra valiente. Cuando ves que estás derrotado, que las cosas no van bien, necesitás tener el coraje de negociar. Te da vergüenza, pero ¿con cuántas muertes terminará la guerra? Negociar a tiempo, buscar algún país que actúe como mediador. Hoy, por ejemplo, en la guerra de Ucrania, hay muchos que quieren actuar como mediadores. Turquía se ofreció a ello y  otros también. No tengan vergüenza de negociar antes de que las cosas empeoren".

-¿Cómo encontrar una brújula para orientarse sobre lo que sucede entre Israel y Palestina?
-Tenemos que seguir adelante. Todos los días, a las siete de la tarde, llamo a la parroquia de Gaza. Allí viven seiscientas personas y cuentan lo que ven: es una guerra. Y la guerra la hacen dos, no uno. Los irresponsables son estos dos que hacen la guerra. Luego, no sólo hay guerra militar, sino que está la "guerra de guerrillas", por así decirlo, de Hamás, por ejemplo, un movimiento que no es un ejército. Es algo malo".

-¿Pero no deberíamos perder la esperanza de intentar mediar?
-Miremos la historia, las guerras que hemos vivido, todas terminan con un acuerdo.

-En Ucrania hay quienes piden el coraje de la rendición, de la bandera blanca. Pero otros dicen que esto legitimaría a los más fuertes. ¿Qué opina?
-Es una interpretación. Pero creo que son más fuertes quienes ven la situación, quienes piensan en el pueblo, quienes tienen el coraje de izar la bandera blanca y negociar. Y hoy se puede negociar con la ayuda de las potencias internacionales. La palabra negociar es una palabra valiente. Cuando ves que estás derrotado, que las cosas no van bien, necesitas tener el coraje de negociar. Te da vergüenza, pero ¿con cuántas muertes terminará la guerra? Negociar a tiempo, buscar algún país que actúe como mediador. Hoy, por ejemplo, en la guerra de Ucrania, hay muchos que quieren actuar como mediadores. Turquía se ofreció a ello y otros también. No tengan vergüenza de negociar antes de que las cosas empeoren.

-¿Usted también se ha ofrecido a negociar?
-Estoy aquí y punto. Envié una carta a los judíos de Israel para reflexionar sobre esta situación. La negociación nunca es una rendición. Es la valentía de no llevar al país al suicidio. Los ucranianos, con la historia que tienen, pobrecitos, los ucranianos, en la época de Stalin, cuánto sufrieron”.

Puntualización del vocero vaticano
"Con sus palabras sobre Ucrania, el Papa pretendía pedir un alto el fuego y reavivar el valor de la negociación": el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, respondió así a las preguntas de algunos periodistas sobre el anticipo de la entrevista con RSI.

El vocero vaticano explicó que el deseo de Francisco para Ucrania, a cuyo pueblo siempre ha calificado de "martirizado", se resume en las palabras ya expresadas en el Ángelus del 25 de febrero de este ao, al día siguiente del dramático segundo aniversario del estallido del conflicto, mediante las que reiteró su "profundísimo afecto" por la población ucraniana. Y el deseo del Papa, precisamente, es "crear las condiciones para una solución diplomática, en busca de una paz justa y duradera".

"El Papa -indica Bruni- utiliza el término bandera blanca, y responde retomando la imagen propuesta por el entrevistador, para indicar con ella el cese de las hostilidades, la tregua alcanzada con el valor de la negociación. En otra parte de la entrevista, hablando de otra situación de conflicto, pero refiriéndose a cualquier situación de guerra, el Papa afirma claramente: 'La negociación nunca es una rendición'".+