Viernes 14 de junio de 2024

Francisco reitera que 'sin corazón no hay conocimiento humano"

  • 5 de enero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa recibe en el Vaticano a la Cooperativa Unicoop Firenze y a la Fundación "Il Cuore si scioglie", comprometidas en el apoyo a las personas socialmente frágiles.
Doná a AICA.org

“El corazón es una fuente de conocimiento. Sabemos con la mente, con el intelecto, pero solo es un conocimiento incompleto: sin el corazón, no hay conocimiento humano. Para saber, hay que saber con la mente, con el corazón y luego hacer con las manos”, recordó este viernes el Papa Francisco a los 3.500 miembros de Unicoop-Florencia y de la Fundación "Il Cuore si scioglie" ("El corazón se derrite"), comprometidas con el apoyo a las personas necesitadas, en diversos ámbitos de servicio, a los que recibió en el Aula Pablo VI.

“El compromiso de ustedes, desde hace 50 años, como Cooperativa, y desde hace más de diez, como Fundación, se dirige a las personas más necesitadas, en diversos ámbitos de servicio”, elogió Francisco: “De la pobreza económica a la necesidad de cultura, de la soledad a la necesidad de formación, utilizando, además de los medios habituales de ayuda económica y alimentaria, muchas otras herramientas, como el senderismo, la literatura, el arte y la música". 

“Unicoop Florencia –continuó el Papa– fue creada para “salvaguardar los intereses de los consumidores, su salud y su seguridad, también aumentando y mejorando su información y educación. Con ello, en 2010, dio vida a la Fundación 'The Heart Melts', destinada a animar a las personas a hacer algo por los demás: podríamos decir, usando una expresión bíblica, favorecer la formación de corazones de carne en lugar de corazones de piedra". “¡Y esto es algo muy hermoso!”, comentó espontáneamente Francesco: “El corazón es una fuente de conocimiento. No olvides los tres lenguajes: que la meta esté unida al corazón y a las manos, el corazón a las manos y a la mente, y las manos al servicio del corazón y de la mente. No olvides esto en tus acciones.", subrayó el pontífice.

El Santo Padre recordó, a la luz del tiempo de Navidad que estamos viviendo, que "Dios se hizo cercano a nosotros en nuestra pobreza, mostrándonos el camino privilegiado para encontrarlo". 

Unir, no 'contra' un enemigo, sino 'para' construir el bien
El Papa profundizó en el "modelo de tutela" puesto en práctica por la Cooperativa y la Fundación, y describió su accionar con un pasaje significativo: "Une a los individuos, no tanto 'contra' la amenaza de un adversario común, sino 'para' la construcción de relaciones virtuosas de apoyo recíproco".

De este modo, el Obispo de Roma dio un vuelco a la lógica opositiva de la acción humana en tantos contextos loables de compromiso con los demás, pasando a favorecer la lógica de la "levadura", según el estilo evangélico. De hecho, recordó al final de su discurso un leitmotiv típico de su magisterio: "Rezar a favor, no en contra ".

“De este modo -dijo-, recuerden que salvaguardar el bien de la persona significa no sólo ocuparse de algunos de sus intereses sectoriales, sino promover su plena realización y dignidad. Y, a este nivel, el encuentro entre los que tienen más posibilidades y los que están en la indigencia, lejos de reducirse a mera filantropía, constituye siempre una ocasión providencial de enriquecimiento mutuo.

Acerca de lo que sigue ocurriendo en Ucrania
Al bendecir a los presentes, el Santo Padre agradeció la ayuda de Unicoop y afirmó, además, que "el corazón se derrite" al pensar en la "Ucrania torturada", en este momento que define como "dramático". Y añadió: "¡Es terrible lo que pasa allí!".

"Gracias por su colaboración con el Dicasterio para el Servicio de la Caridad, cuyas actividades apoyan desde hace algún tiempo. Continúen apuntando, en su trabajo, al desarrollo integral de la persona, al crecimiento comunitario en el intercambio de recursos y habilidades, a la inclusión, valorando lo que cada persona aporta, para el bien de todos"+.