Miércoles 29 de junio de 2022

Francisco invitó a los cursillistas a identificarse plenamente con el sentimiento y la acción de la Iglesia

  • 28 de mayo, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa recibió en audiencia el sábado 28 de mayo a los miembros de Cursillos de Cristiandad en el Aula Pablo VI del Vaticano.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió a los miembros del movimiento de Cursillos de Cristiandad de Italia que participan en la VII Ultreya en Roma, un encuentro nacional de testimonio y oración. Invitándolos a la comunión les dijo que no se aíslen. Sus grupos no están "junto" a la Iglesia, sino que forman parte de la Iglesia que vive en ese territorio. “Están llamados a identificarse plenamente con el sentimiento y la acción de la Iglesia".

El Santo Padre aseguró a los presentes que tienen “la oportunidad de ir más allá de una visión puramente horizontal, terrenal y materialista de la vida, para redescubrir cada vez la nueva mirada que la fe en Cristo”.

“En efecto, nos apresuramos -por pereza, por inercia, por timidez- a perder la mirada de la fe y a conformarnos con la mentalidad del mundo, que apaga todo celo y todo deseo de permanecer fieles al Señor y de llevarlo a los demás.”, dijo el Papa.

Para lograr llegar a ese “más allá”, Francisco destacó la importancia de “hacer comunidad y crecer en la Iglesia, que siempre es un cuerpo y nunca miembros inconexos y separados”. 

El Santo Padre animó a los presentes a buscar esa comunidad y a nunca “aislarse ni encerrarse en uno mismo y a mantener e incrementar siempre los vínculos vitales con los lugares de comunión en los que estamos insertos”.

Invitó a mantener el espíritu de caridad y unidad: “La unidad no se basa en el carisma de un solo individuo o en la ‘línea’ espiritual de alguna corriente”, defendió.

“La unidad se funda en la herencia espiritual recibida por todos, vivida y compartida por todos, comprendida por todos y confiada a todos”, explicó.

Además, subrayó la necesidad de “estar cerca y escuchar a los pastores y participar en las iniciativas pastorales de las Iglesias locales en las que se vive y a vivir el servicio del anuncio y del testimonio cristiano”.

En esta línea, el Santo Padre pidió evitar “eternizar los despachos, es decir, que siempre sea el mismo o la misma. Por favor, no lo hagan. Todos son buenos, pero no todos son indispensables, no somos indispensables”, aseguró el Papa.+