Jueves 2 de febrero de 2023

Francisco: "El peligro mayor es la falta de voluntad de construir la paz"

  • 2 de diciembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un encuentro con la fundación "Leaders pour la Paix", el Papa pidió "ser creativos y si es necesario, superar los esquemas habituales de las relaciones internacionales", para construir la paz.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió este viernes a representantes de la fundación francesa “Leaders pour la Paix” en el Vaticano, donde advirtió que el peligro mayor de la humanidad amenazada por la guerra “es la falta de voluntad de construir la paz”. 

El pontífice señaló a los miembros de la ONG, que participan de una actividad organizada por la Universidad Pontificia Lateranense, que resulta una “gran responsabilidad ser un leader pour la paix, y no es sólo un compromiso”.

Por otra parte, Francisco valoró la tarea que lleva a cabo la ONG, y expresó que “su experiencia le enseña que, ante la guerra, silenciar las armas es el primer paso”, pero, afirmó, “luego hay que reconstruir el presente y el futuro de la convivencia, las instituciones, las estructuras y los servicios. La paz requiere formas de reconciliación, valores compartidos e, imprescindible, vías de educación y formación”.

Además, señaló que la construcción de la paz “nos pide ser creativos y si es necesario, superar los esquemas habituales de las relaciones internacionales, y al mismo tiempo oponernos a quienes confían a la guerra la tarea de resolver los conflictos entre los estados y dentro de los estados, o incluso piensan en lograr por la fuerza las condiciones de justicia necesarias para la convivencia entre los pueblos”.

Las víctimas de la guerra son crímenes internacionales
El papa insistió en que no se debe olvidar que el sacrificio de vidas humanas, el sufrimiento de la población, la destrucción indiscriminada de estructuras civiles, la violación del principio de humanidad, no son "efectos secundarios" de la guerra, son “crímenes internacionales”.

“Negociar, mediar y conciliar requiere valor, en cambio el uso de las armas para resolver conflictos es un signo de debilidad y fragilidad”, afirmó el Papa, quien señaló una vez más que “se necesita valor, para no sentirse superior a los demás”.

Destacó “la valentía de abordar las causas del conflicto, abandonando intereses y designios de hegemonía; la valentía de superar la categoría de enemigo, para convertirse en constructores de la fraternidad universal, que encuentra la fuerza en la diversidad y la unidad en las aspiraciones comunes a cada persona”.

Construir la paz significa erradicar la pobreza
Finalmente, para el Santo Padre la paz significa iniciar y sostener procesos de desarrollo para erradicar la pobreza, vencer el hambre, garantizar la salud y los cuidados, salvaguardar la casa común, promover los derechos fundamentales y superar la discriminación determinada por la movilidad humana. “Sólo entonces la paz será sinónimo de dignidad para cada uno de nuestros hermanos y hermanas”, manifestó.+