Lunes 20 de mayo de 2024

Francisco advierte sobre la mercantilización de la salud y la investigación clínica

  • 19 de enero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un mensaje a la Academia Pontificia para la Vida, el Papa llama a combatir las desigualdades en estos campos.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco advirtió contra la mercantilización de la salud y de la investigación clínica, llamando a combatir las desigualdades en estos campos, a nivel global.

“No podemos subordinar el cuidado, que representa la actitud esencial que permite que la vida humana progrese mediante la dedicación de una persona a otra, a las mentalidades reduccionistas del mercado y de la tecnología”, escribe el pontífice, en un texto difundido hoy por el Vaticano.

El mensaje está dirigido a los participantes en la conferencia internacional "La Declaración de Helsinki: Investigación en contextos de recursos escasos", organizada por la Academia Pontificia para la Vida, junto con la Asociación Médica Mundial y la Asociación Médica Americana.

El Santo Padre alude a la “cuestión fundamental de la libertad y el consentimiento informado” en el ámbito de la investigación clínica, permitiendo la “transición de la investigación sobre pacientes a la investigación con pacientes”.

Francisco considera que el papel central del paciente en la investigación médica “aún no se ha hecho realidad”.

“Es necesario salvaguardarla y promoverla continuamente en las nuevas circunstancias en las que se encuentra la medicina, que avanzan a una velocidad cada vez mayor y que incluyen nuevos recursos tecnológicos y farmacéuticos, intereses económicos y alianzas comerciales y contextos culturales en los que es más fácil implementar otros para sus propios fines”, advierte.

La investigación clínica en los países de bajos ingresos es un área especialmente susceptible a estas vulnerabilidades. De hecho, estas preocupaciones constituyen un aspecto particular de la protección que siempre debemos garantizar, en todos los aspectos de nuestra vida común, a las personas de nuestras sociedades que corren mayor riesgo”.

El pontífice subraya que “muchas injusticias” empujan a los países pobres a una posición de desventaja, “en términos de acceso y uso de los recursos disponibles, dejándolos a merced de los países más ricos y de las entidades industriales”.

"En este ámbito, tras la experiencia de la pandemia, hemos visto lo importante que es prever formas de gobernanza que vayan más allá de las que están disponibles para cada nación", señaló el Papa.+