Sábado 31 de octubre de 2020

Francisco: a los ojos de Dios todos brillan con una belleza única

  • 21 de septiembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa recibió esta mañana a los miembros del Centro "Sonnenschein", dedicado a chicos con trastornos del espectro autista

El papa Francisco recibió esta mañana a los directores e invitados del Centro "Sonnenschein", una estructura dedicada a los niños y adolescentes con trastornos del espectro autista. 

El pontífice expresó que estaba feliz de conocer a sus invitados en cuyos rostros captura el mismo sentimiento: "Puedo ver en tus ojos que tú también estás feliz de estar conmigo un rato", les dijo el Papa a los niños del centro austriaco "Sonnenschein", acompañados de sus padres y de los responsables de la instalación. 

Francisco explicó ante los pequeños el significado del nombre de “su casa”, es decir, el centro: “su casa se llama "Sonnenschein", es decir, "el esplendor del sol". 

Puedo imaginarme por qué los responsables eligieron este nombre. Porque su casa parece un magnífico prado de flores al sol, y las flores de esa casa son ustedes! ” 

“Dios creó el mundo con una gran variedad de flores de todos los colores. Cada flor tiene su propia belleza, que es única. Cada uno de nosotros es también hermoso a los ojos de Dios, y Él nos ama”.

Tras estas palabras, el Papa los invitó a dar las gracias a Dios “por el regalo de la vida”, “por todas las criaturas”, también dar gracias “a papá y mamá”, a “sus familias” y “por sus amigos del Centro Sonnenschein”. 

“Este decir "gracias" a Dios –dijo el Papa – es una hermosa oración. A Dios le gusta esta forma de rezar. Entonces también pueden añadir una pequeña pregunta: Buen Jesús, ¿podrías ayudar a mamá y papá en su trabajo? ¿Podrías darle un poco de consuelo a la abuela que está enferma? ¿Podría proveer a los niños de todo el mundo que no tienen comida? O: Jesús, por favor ayuda al Papa a guiar bien la Iglesia”. 

“Si lo pedís con fe -subrayó Francisco– el Señor seguramente los escuchará”.

Finalmente, el pontífice expresó su gratitud a los padres, a las personas que los acompañan, a la ministra y a todos los presentes.

“Gracias por esta bella iniciativa y por su compromiso con los pequeños que le han sido confiados. ¡Todo lo que le han hecho a solo uno de estos pequeños, se lo han hecho a Jesús!”, concluyó el Papa.+