Sábado 23 de octubre de 2021

Esquiú "supo responder a los desafíos de su tiempo", afirmó el provincial franciscano

  • 27 de agosto, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El ministro provincial franciscano, fray Emilio Andrada, dialogó con AICA sobre la importancia de la beatificación de fray Esquiú, que se celebra en Catamarca el 4 de septiembre.
Doná a AICA.org

A pocos días de la ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, el fraile catamarqueño proclamado beato por el papa Francisco el 19 de junio de 2020, el ministro de la provincia franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Río de la Plata, fray Emilio Andrada, dialogó con AICA sobre este acontecimiento tan especial para la Iglesia y sobre todo para la orden.

Consultado sobre cómo se vive este tiempo previo a la beatificación en la familia franciscana, el fraile explicó que la orden franciscana, que en la Argentina, desde hace 409 años se denomina Provincia franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Río de la Plata , fue la entidad actora de la causa de beatificación de Fray Mamerto Esquiú prácticamente desde su fallecimiento, aunque canónicamente el proceso se inició formalmente en 1923. “De modo que hace casi un siglo que nos preparamos para esta gran fiesta de la Orden, de la Iglesia y de la sociedad argentina ”, reconoció. 

Seguidamente, aclaró que la celebración de la beatificación como tal, está a cargo de la diócesis donde la causa está radicada. En el caso de Fray Mamerto Esquiú, es en la arquidiócesis de Córdoba, porque fue en esa jurisdicción donde este hermano nuestro falleció. “Pero, al ser su devoción más intensa en la diócesis de Catamarca, por acuerdo recíproco, las celebraciones centrales del 4 de septiembre serán en Catamarca y, al día siguiente, por la tarde, en la catedral de Córdoba. Nosotros, como Orden actora de la causa, estamos especialmente invitados a participar de estas celebraciones ”, anticipó.

La Familia Franciscana en la Argentina, compuesta por las primeras órdenes franciscanas (Menores, Conventuales y Capuchinos), y también por todas las congregaciones, especialmente femeninas, de inspiración franciscana, y también por la Orden Franciscana Seglar (OFS), laicos franciscanos, con su rama joven, la Juventud Franciscana (Jufra), está muy movilizada por esta buena noticia, reconoció fray Andrada, y consideró que “seguramente la beatificación será un punto de partida para muchas iniciativas alrededor de la figura de Esquiú”.

El ministro se refirió luego a la figura de Fray Esquiú y sus huellas en la comunidad: “A medida que las nuevas generaciones de frailes van conociendo la vida de Fray Mamerto Esquiú, se hace más patente la huella que ha dejado en la vida de los franciscanos en la Argentina. La fraternidad y la minoridad son rasgos distintivos de la espiritualidad franciscana. Fray Mamerto Esquiú se destacó en ambos rasgos ”, valoró. 

“Fraternidad, porque él fue un agente activo en la restauración de la vida comunitaria de los franciscanos de su época, pues era un aspecto que estaba algo descuidado y era objeto de preocupación de las autoridades de la Orden y de la Iglesia; la vida en común es esencial para los frailes. El otro aspecto, el de la minoridad también es esencial y Esquiú lo procuró consciente y deliberadamente pues, cuando la buena fama le hacía correr el peligro de acomodarse en la sociedad de su tiempo, él buscó huir de eso y prefirió el retiro de oración, estudio y misión en Tarija, Bolivia, durante muchos años ”, describió. 

“Pero, además de todo esto, fue un fraile que supo responder a los desafíos de su tiempo diciendo a los responsables de los destinos de la patria naciente lo que era conveniente para que ese nacimiento fuera bendecido por Dios”. 

“Fue entusiasta por conocer el lugar donde el Señor se encarnó, vivió y entregó su vida por nosotros. Hay testimonios valiosos de su paso por Tierra Santa. Fue obediente a la Orden, que le confió misiones especiales, como la restauración de la vida comunitaria. Fue fiel hijo de la Iglesia, aceptando dócilmente el mandato del papa de ser obispo de Córdoba, a lo que antes se había rehusado por considerar indigno. Y tantos valores y cualidades que aún están por salir a luz para el bien de la Iglesia, la Orden y la sociedad ”, enumeró.

En cuanto a las actividades y celebraciones previstas en torno a la beatificación, el fraile aclaró que son los obispos de Catamarca y Córdoba los que han organizado las actividades. “La diócesis de Catamarca ha preparado un programa con mucho esmero y esfuerzo, ya desde el día anterior a la beatificación como el día posterior en El Suncho, lugar de su muerte”, valoró. 

“En nuestra iglesia San Francisco de Catamarca, en el lugar donde se bendecirá un altar en honor a Esquiú, está previsto colocar una reliquia que consiste en una partícula del corazón de Esquiú que nos fue entregada luego de su última restauración”, anunció. “Como sabemos la reliquia de su corazón ha sido robada y nunca más se encontró, pero conservamos esa pequeña reliquia de su corazón”. 

“En Córdoba, el domingo 5 a las 18, tendrá lugar en la catedral la misa en acción de gracias por la beatificación. Allí descansan los restos de fray Mamerto Esquiú, y se erigirá un altar en su honor, allí estaremos siendo testigos privilegiados de estas celebraciones ”, consideró.

“Terminadas las actividades relacionadas con la beatificación, la Orden franciscana, como actora de la Causa, retomará las actividades, ahora en vistas a la canonización de Fray Mamerto Esquiú. Será la oportunidad de renovar la Comisión y con ello de pensar cómo seguir difundiendo la devoción al ya Beato Mamerto Esquiú. Esto nos hace mucha ilusión, pues al fin y al cabo es un hermano, uno de nosotros, que nos demuestra que nuestro es un camino válido para alcanzar la santidad ”, anticipó.

Finalmente, a quienes deseen ser partícipes desde sus hogares de las celebraciones que se desarrollarán en Catamarca y en Córdoba, el fraile los invitó a ingresar a la página web de la Diócesis de Catamarca, donde encontrarán la información sobre los medios de comunicación digitales, radiales y televisivos. Los usuarios de redes sociales que deseen tomar la señal audiovisual que generará la organización de estos actos, podrán hacerlo libremente, informar.

También animó a estar atentos a las páginas de  Facebook de la beatificación , del obispado de Catamarca y de la catedral Nuestra Señora del Valle , como también al canal de YouTube del obispado , desde donde se realizarán las transmisiones. + (Julieta Villar)