Viernes 12 de julio de 2024

El Vaticano y China renovarán su acuerdo, pero el Papa no visitará el país asiático

  • 21 de junio, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El cardenal Parolin aseguró que el acuerdo firmado en 2018 entre ambos estados para el nombramiento de obispos va por buen camino, y dijo que la visita del Papa será si "hay una apertura".
Doná a AICA.org

El Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, confirmó en las últimas horas que la renovación del acuerdo entre China y la Santa Sede para el nombramiento de los obispos van por buen camino, y podría producirse a finales de año, previsiblemente en octubre próximo.

El acuerdo, que se suscribió por primera vez en 2018 para recuperar los lazos entre ambos estados tras casi setenta años sin relaciones diplomáticas, se renueva cada dos años, por lo que tendrá que firmarse nuevamente en el segundo semestre del 2024.

Las declaraciones del cardenal Parolin se dieron durante la presentación del libro 'El cardenal Celso Costantini y China. Constructor de un puente entre Oriente y Occidente'.

El volumen fue editado por monseñor Bruno Fabio Pighin, historiador italiano y delegado episcopal en la postulación de la causa de beatificación y canonización del cardenal Celso Costantini (1876-1958), primer delegado apostólico en China, y publicado en italiano por Marcianum Press.

Una vez más, un mes después de la conferencia celebrada en la Urbaniana con motivo del centenario del Concilium Sinense, que el cardenal Costantini inspiró, promovió y organizó, el cardenal Parolin se encontró evocando la figura del primer delegado apostólico en China que sentó las bases de un diálogo, del que uno de los frutos, después de décadas, puede considerarse la firma del Acuerdo con la Santa Sede sobre el nombramiento de obispos. 

El Acuerdo sobre el nombramiento de obispos se renovará a finales de año
El cardenal Parolin recordó este Acuerdo en su breve conversación con los periodistas al margen de la presentación.

"Con China estamos dialogando como lo estamos haciendo desde hace algún tiempo. Estamos tratando de encontrar los mejores procedimientos también para la aplicación del Acuerdo firmado en su momento y que será renovado a finales de este año", afirmó en respuesta a las preguntas de los periodistas.

La estima del Papa por el pueblo chino
"El Papa -comentó el cardenal Parolin- tiene realmente un gran aprecio y no pierde la oportunidad de expresarlo hacia el pueblo y la nación china. Tal vez sea porque es jesuita, por lo que tiene toda la herencia de la pasado... Sin duda, todos estos son pasos que ayudan a comprendernos cada vez más, a acercarnos cada vez más. Esperemos que este camino pueda llevar a una conclusión positiva".

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de una visita papal a China, que marcaría el primer viaje apostólico a la nación asiática, el cardenal respondió con cautela.

"Ciertamente el Papa está dispuesto a ir a China, de hecho desea ir a China", dijo, señalando: "No me parece que, hasta el momento, existan las condiciones para que este deseo del Papa venga a China". fruición."

"China está cerca de nuestros corazones"
A continuación, el cardenal Parolin reiteró su amor por China en su discurso pronunciado en el Aula Magna de la Universidad.

"Amamos y admiramos a China, su gente, su cultura, sus tradiciones, el esfuerzo que está haciendo actualmente", afirmó. "Verdaderamente China está cerca de nuestros corazones, cerca de los corazones del Papa Francisco y sus colaboradores".

Obispos chinos en comunión con la Iglesia de Pedro
El "método de Costantini" en las relaciones entre la Santa Sede y el mayor Estado de Asia es hoy "la dirección seguida también por el Papa Francisco", afirmó el Secretario de Estado. Esto se remonta también a la 'Carta a los católicos chinos' de Benedicto XVI de 2007 y se concreta en el Acuerdo "provisional" firmado en Beijing en 2018 para el nombramiento de obispos.

Donde "la calificación de provisional", subrayó el cardenal, "indica que se trata de un punto de partida". Confirmado dos veces en los últimos años, ha encontrado una aplicación importante en casos concretos."

"Los avances positivos registrados hasta ahora", observó, "nos dan esperanzas de que se producirán más y mayores". "Como resultado del Acuerdo, todos los obispos del país de Confucio están en plena comunión con la Iglesia de Pedro".

Por tanto, queda la esperanza de que continúe "el diálogo y el proceso iniciado por los católicos chinos para fomentar una mayor concordia bajo la dirección de sus pastores, en plena comunión con el Papa que tantas pruebas ha dado de su amor a esa gran gente."

Un acuerdo no siempre respetado por las autoridades chinas
A lo largo de estos seis años de acuerdo ha habido encuentros y desencuentros entre la Santa Sede y el estado asiático, siendo el caso más sonado el nombramiento del obispo de Shanghái a Joseph Shen Bin, que fue elegido por las autoridades chinas pero sin previamente acordarlo con el Vaticano. Meses más tarde el Papa Francisco reconoció a Shen Bin como titular de la diócesis china para evitar abrir un conflicto.

Antes, en noviembre de 2022, el Vaticano había denunciado la violación del acuerdo por parte de las autoridades chinas con el nombramiento de John Peng Weizhao como obispo auxiliar de la diócesis de Jiangxi.

El acuerdo entre China y el Vaticano tampoco ha logrado detener la persecución de los católicos en el país, especialmente a los no oficiales (clandestinos).+