Lunes 20 de mayo de 2024

El templo más antiguo de Buenos Aires se unió a la fiesta de Santiago Apóstol

  • 26 de julio, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
Fue en la parroquia San Ignacio de Loyola y presidió la misa el obispo Eduardo Taussig. Participaron miembros de la comunidad gallega y se veneró la imagen histórica del patrono de las Españas.
Doná a AICA.org

La parroquia San Ignacio de Loyola, el templo más antiguo de Buenos Aires, se unió el 25 de julio a las celebraciones del mundo hispánico en honor de Santiago Apóstol, patrono de España.

La celebración fue presidida por el obispo emérito de San Rafael, monseñor Eduardo Taussig, y concelebrada por el presbítero Francisco Baigorria, párroco de San Ignacio, y el presbítero Carlos Peteira, rector de la iglesia de Santa Felicitas y capellán del hospital Pedro de Elizalde (Casa Cuna).

“Hoy, en Compostela ha brillado la estrella de la devoción más profunda, nos sumamos desde aquí a los peregrinos del corazón que, como viene haciéndose desde hace más de mil años, llegan a los pies del altar del apóstol a encontrarse con Santiago”, expresó Horacio Bázquez Rivarola, historiador y escritor que realizó y leyó el guión antes de comenzar la celebración.

“Lo haremos en este preciso y santo lugar, porque fue aquí donde hace más de dos siglos, en 1789, nacía la primera congregación del apóstol Santiago, de hijos y originarios del Reino de Galicia, convirtiendo así a Buenos Aires en el primer sitio del hemisferio meridional en el que se formaron más de una asociación gallega y santiaguista, devocional y también mutualista”, recordó.

El referente gallego puntualizó que “fue esa congregación la que ordenó, en 1790, la talla de esta imagen del Apóstol al más célebre de los escultores gallegos (José Ferreiro), considerado el Leonardo Da Vinci gallego”.

“Un escultor famoso por las imágenes del apóstol ecuestre que pueden observarse tanto en el coronamiento del frontispicio del Palacio de Rajoy como en la capilla lateral de la Plaza de Sabecherías de la catedral compostelana”, agregó.

Asimismo, señaló que “este retablo donde se encuentra la imagen fue realizado por el maestro José Antonio Hernández, oriundo de Valladolid y director de la Academia de Dibujo creada por nuestro prócer Manuel Belgrano”.

“En el coronamiento de esta obra, podemos ver el escudo de Galicia más antiguo del mundo fuera de España”, indicó.

El referente gallego destacó también que “fue en este tempo, frente a esta imagen y debajo de este escudo de Galicia, que el 17 de septiembre de 1806 el director de la Escuela de Naútica pontevedrés Pedro Cerviño, junto a sus cadetes y los integrantes de la congregación de Santiago y a otro medio millar de vecinos gallegos, crearon el heroico tercio de gallegos, que se cubrió de gloria combatiendo y derrotando a las tropas extranjeras que pretendieron invadir nuestra ciudad”.

“En aquel solemne momento, pusieron como medianero y protector al apóstol Santiago, cuya cruz llevaron en su bandera al campo de batalla que determinó la victoria”, destacó.

“En este santo y venerado templo, marcado de signos y de gloria, y de devoción por nuestro santo patrono, hoy como ayer nos reunimos en su día, para ofrecer nuestra plegaria, nuestra ofrenda y nuestra vida misma, pidiendo a cambio al apóstol Santiago que continúe guiándonos con su férrea mano de pescador y nos ayude a mantenernos firmes en el rumbo hacia la patria prometida”, concluyó.

Se hallaban presentes, entre otros, el consul general de España en la Argentina, Fernando García Casas, y su esposa; el consul adjunto, Gustavo Alonso Martínez; el presidente de Fedespa, Pablo Marnotes Terraño; la presidente de la Asociación Patriótica y Cultural Española, Nélida Pareja; el presidente del Club Español, José López Carballedo; el presidente de la Agrupación Mallorca de San Pedro, Juan Manuel Gomila; el presidente del Centro Galicia de Buenos Aires, Fernando López Pereira.

En la homilía, Mons. Taussig, destacó los varios rasgos que lo distinguen de los 12 apóstoles, su amor a España y la devoción a Santiago Apóstol que entrelaza la historia de España y de Iberoamérica (*)

Al final de la misa, el importante número de fieles presentes se dirigió a la puerta del templo donde la Banda de Música de la Armada interpretó el Himno Nacional Argentino, el Himno de España, marchas militares y temas tradicionales españoles y argentinos.+

(*) Texto de la homilía de Mons. Eduardo Taussig

La figura del Apóstol Santiago tiene varios rasgos que lo distinguen entre los 12 apóstoles de Jesús:

a) Era primo hermano de Jesús: su tía era la Virgen María. Sin embargo, a diferencia de otros habitantes de Nazareth, ante quienes Jesús no pudo realizar milagros por “su falta de fe”, su cercanía lo llevó a responder “inmediatamente” cuando Jesús lo llamó a dejar las redes y a su padre y, junto con su hermano Juan, seguirlo en la aventura maravillosa de anunciar el Evangelio y el Reino de Dios por toda la Galilea y la Judea. Y Jesús lo tuvo en su círculo más íntimo, con Pedro y con su hermano Juan, el evangelista, y participó como testigo privilegiado de la resurrección de la hija de Jairo, de la Transfiguración en el Monte Tabor y de la agonía del Señor en Getsemaní, la noche de la Pasión.

b) Tenía un carácter fuerte, enérgico, magnánimo: grandeza de alma para aspirar a cosas grandes y para pagar el precio que ellas tienen… Lo apodaban “hijo del trueno” y sus intervenciones, como la que nos trae el evangelio que acabamos de escuchar, así lo manifiestan. 

c) Fue un gran evangelizador y misionero: llegó hasta España, el “finis mundi” de la antigüedad, del imperio romano, hacia el occidente… Allí se encontró con una tierra dura, árida, difícil. Y con un pueblo – los íberos – más duros que su tierra y muy reacios a escucharlo y a aceptar el Evangelio. Tanto es así, que estando en Zaragoza, totalmente desanimado y pensando en volverse a su tierra, se le apareció la Virgen María, en un pilar muy sencillo, -por eso es Nuestra Señora del Pilar- y lo consoló, lo reanimó y lo alentó para que llegara a Galicia donde la semilla de Reino encontró tierra fértil y comenzó a dar el ciento por uno… Allí dejó su corazón y allí volverían sus restos mortales para dar origen a una devoción, en Santiago de Compostela, que se convirtió en centro para la peregrinación de devotos de toda Europa: el camino de Santiago, tan famoso antes y puesto en valor en las últimas décadas. Tuve la gracia de hacer el camino tradicional, el francés, desde León hace dos años. Y me alegró ver que en el atrio de esta Iglesia hay una de las etapas del camino de Santiago en Buenos Aires….

d) Fue el primer obispo de Jerusalén y el primer apóstol mártir: Herodes Antipas lo martirizó en la primera persecución que desató contra los cristianos de Jerusalén, apenas diez años después de la Ascensión de Jesús a los cielos.

Su amor a España selló un vínculo particular: el “único patrono de España”, como lo proclamó el Papa Urbano VI  en 1630: porque desembarcó en la Bética Romana y caminó hasta Galicia:

1) Antes de la batalla de Clavijo en el año 844, se le apareció al Rey Ramiro I de León, que tenía que enfrentar a Abderramán II, y le aseguró la victoria. La leyenda cuenta que se apareció montando un caballo blanco, para guiar a los cristianos hasta la victoria.

2) Acompañó a Colón y a los descubridores de América: Santiago de Cuba fue la primera ciudad y la primera catedral del Nuevo Mundo…

3) Y recuerdo luego Santiago de Chile, desde donde llega una de las corrientes evangelizadoras a nuestra Patria, y Santiago del Estero, que es la diócesis más antigua de la Argentina. 

La devoción a Santiago Apóstol entrelaza la historia de España y de Iberoamérica con un patrono tan singular. Es modelo e intercesor. Por eso le pedimos que en nosotros:

a) Reavive la Fe que dio sentido a su vida, a su misión y a su martirio, para que nosotros también podamos encontrar el pleno sentido de la Vida en Jesucristo, su primo y nuestro Señor, y seguirlo como él lo siguió, sin vacilaciones y con la alegría del evangelio que quiere cambiar todas nuestras vidas

b) Fortalezca nuestro carácter y nos dé su firmeza de voluntad y su grandeza de alma para no adocenarnos ni achicarnos ante toda la mundanidad que nos invade y engaña como una niebla que nos envuelve y confunde y nos hace caer en su trampa y en su engaño. Cuando veo los jóvenes de hoy – para muchos de nosotros nuestros nietos – tan atrapados por el mundo virtual, tan “ligth” y errantes en la orientación de su vida, tan “liquidos” en su opciones y compromisos…

c) ¡Santiago Cierra, España! En la batalla de Clavijo era el grito… +