Lunes 17 de mayo de 2021

El patriarca maronita visitó San Martín y destacó el ministerio del papa Francisco

  • 15 de abril, 2013
  • San Martín (Buenos Aires)
El patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia católica maronita, cardenal Bechara Boutros Raï, visitó el sábado 13 a la comunidad de la parroquia del Santísimo Calvario y Nuestra Señora del Líbano, en Villa Lynch, San Martín, en el comienzo de una gira que lo llevará por América Latina con el fin de acompañar el trabajo pastoral que realizan las eparquías de esta comunidad oriental en el continente. Allí presidió la santa misa, y luego de descubrir una placa en honor al fundador de la misión maronita en el país, padre Manuel Ashkar, y saludar a los vecinos del barrio, sostuvo que el papa Francisco "está trayendo una novedad muy grande al mundo entero".
Doná a AICA.org
El patriarca de Antioquía y metropolitano de la Iglesia católica maronita, cardenal Bechara Boutros Raï, visitó el sábado 13 a la comunidad de la parroquia del Santísimo Calvario y Nuestra Señora del Líbano, en Villa Lynch, San Martín, en el comienzo de una gira que lo llevará por América Latina con el fin de acompañar el trabajo pastoral que realizan las eparquías de esta comunidad oriental en el continente.

Este sábado, el cardenal Raï presidió una celebración eucarística en la parroquia que la Orden Maronita Marianita tiene en el partido bonaerense, en el marco de una fiesta que congregó a fieles, vecinos y autoridades del municipio, que en los días previos montó un escenario y vistió el barrio con banderas argentinas y libanesas. Concelebraron la Eucaristía el padre general de la Orden Maronita Marianita, abad Boutros Taraby, el eparca de San Charbel en Buenos Aires de los maronitas, monseñor Charbel Merhi, el superior de la orden, padre Manuel Younes, y el párroco local, padre Miled Antoun.

Luego de la Eucaristía, el purpurado libanés dialogó con la prensa local: "Estoy muy contento con la visita pastoral a la comunidad maronita a la cual pertenezco y de acompañar el servicio episcopal y sacerdotal en San Martín".

"Este país tan grande y católico como la Argentina, por su tradición y su camino y su marcha en la historia, pudo dar al mundo un Papa que está trayendo, en nombre de los pueblos de América Latina, de los pobres y de los que sufren, una novedad muy grande al mundo entero. ¡Qué lindo que lleve el nombre de los pobres!", agregó el patriarca, luego de descubrir una placa en honor al fundador de la Misión Maronita Marianita, padre Manuel Ashkar.

Por su parte, el intendente de San Martín, evaluó la importancia de la visita pastoral, hecho sin precedentes en la historia del barrio y del partido: "Es muy importante para San Martín y la Argentina recibir a Su Beatitud, porque sabemos de su compromiso y de su misión pastoral por las comunidades cristianas, y su compromiso por la paz. También valoramos su apoyo a la comunidad de Nuestra Señora del Líbano y su institución educativa, y renovamos nuestro compromiso con esa misión, con esa tarea y con la paz en el mundo".

El miércoles, el patriarca maronita visitará a los obispos reunidos en la Conferencia Episcopal y luego viajará a Tucumán, donde presidirá un encuentro de obispos maronitas de la diáspora, venidos de distintos países, y participará en distintos actos, acompañado por el arzobispo local, monseñor Alfredo Zecca.

Semblanza de Su Beatitud
Nacido en 1940 en Hamlaiah, Líbano, fue ordenado sacerdote en 1967 y consagrado obispo en 1986 como auxiliar del anterior patriarca, monseñor Nassrallah Boutros Sfeir, a quien sucedió en marzo de 2011 por su avanzada edad.

Su Beatitud trabajó en Roma luego de ordenarse sacerdote, donde se doctoró en Derecho Canónico y Civil en la Universidad Lateranense, y dirigió durante esos años la sección en árabe de Radio Vaticana.

Desde que el sínodo de obispos maronitas lo eligió 77º patriarca de Antioquía y de todo el Oriente, el purpurado realizó una intensa actividad pastoral tratando de afianzar la convivencia pacífica entre cristianos y musulmanes, en medio de la delicada situación por la que atraviesa toda la región del Cercano Oriente.

Su último esfuerzo destacado por buscar la paz fue su viaje a Siria el pasado 9 de febrero. Era la primera vez que un patriarca maronita visitaba ese país, hoy tan convulsionado, desde la independencia del Líbano en 1943.

Los maronitas
La comunidad maronita es la principal entre los cristianos libaneses, y se encuentra extendida en varios países de América Latina y Europa, debido a la emigración causada por los conflictos sociales y las guerras que se sucedieron.

Los libaneses son herederos del antiguo pueblo fenicio. Luego de ser ocupado por el imperio otomano en el siglo XVI y una sangrienta guerra que dejó como saldo 12.000 cristianos muertos, en la guerra entre éstos y los drusos, Francia estableció en 1860 un protectorado en aquella región, que perduró hasta 1943, año en que el país se constituyó como Estado independiente. En 1946, las tropas francesas abandonaron el Líbano.

Se trata del único país del Medio Oriente con una considerable franja poblacional cristiana. En 1901 llegó a la Argentina la primera Misión Libanesa Maronita en la diáspora. Se estima que los maronitas en la Argentina son unos 700.000. La Iglesia Maronita es una de las 21 iglesias católicas orientales, dependientes de Roma.+